La tienda online: negocio de futuro

Según las cifras que se han registrado en los últimos meses, las compras a través de la red han crecido un 15% con respecto al año anterior. La tienda online ya es una moda. Y no solo se producen transacciones desde ordenadores, sino que la tendencia más rompedora proviene de dispositivos móviles y tablets. Sin lugar a dudas, la transformación del consumo como consecuencia del avance tecnológico dará que hablar en los próximos años. Todos los negocios que se han visto forzados a cerrar sus establecimientos físicos encuentran en estas estadísticas una respuesta adecuada a sus necesidades empresariales: montar una tienda online.

Tiendas onlineLas tiendas online cuentan con características particulares que hacen de ellas un negocio rentable a largo plazo.

En primer lugar, para montar una tienda online, se necesita contratar a expertos en diseño web para que desarrollen la programación a medida, de forma personalizada.

En segundo lugar, la oferta de productos se expondrá a través de un catálogo simple y preciso, para evitar confusiones al usuario.

En tercer lugar, es imprescindible hablar sobre cada producto, añadiendo una descripción del mismo, fotografías claras y de buena calidad, e incorporando alguna llamada a la acción como “¡No te lo pierdas!”

En cuarto lugar, habrá que incidir en la seguridad a la hora de realizar transacciones. Uno de los motivos por los que los usuarios no se fían cuando toca comprar por Internet es por la confianza del sitio y de los pagos. Por eso solo confían en grandes empresas, en lugar de en pequeñas tiendas online. Garantizar una zona segura de compra y una pasarela de pago sencilla es esencial.

En quinto lugar, ofrecer métodos de pago flexibles, como Paypal, será valorado de forma positiva por el cliente, que no suele conocer las normativas de comercio electrónico.

La gestión de los productos suele ser intuitiva para que todo el que quiera pueda comprar en dicha tienda online. Así se implementan conceptos como usabilidad y accesibilidad web dentro de un solo dominio. La usabilidad web hace referencia a la utilidad y distribución de los contenidos de una página web. Mientras que la accesibilidad web se centra principalmente en medir el acceso hacia la página web: si es costoso, si es fácil, si personas novatas en Internet lograrían desenvolverse por la tienda o se perderían algo confusos, si personas discapacitadas también tienen la posibilidad de acceder a los contenidos y productos de la tienda, etcétera.

Una de las ventajas de tener una tienda online es que nunca cierra. Permanece abierta y a disposición del público todos los días del año, las 24 horas del día. Otra de las ventajas es que ya no se necesita un desplazamiento para adquirir productos, por lo que no importa dónde vivas. Podrás conseguir el producto que quieres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

38 + = 44