Alternativas a los injertos de pelo

Al frente de Bombaastic están dos emprendedoras con amplia experiencia en el mundo de la belleza y la estética, y que en su tienda online han abierto una nueva línea de productos para evitar la caída del cabello. Tratamientos efectivos y novedosos para lucir un pelo sano más allá del injerto capilar.

Para aquellos y aquellas que empecéis a perder pelo o éste no tenga la fuerza y el brillo suficiente, os hablamos de varias alternativas a tratamientos más agresivos como el injerto capilar.

Champus anticaídaChampús

Como la caída del cabello puede deberse a varias razones, no está de más utilizar varios champús para corregir los problemas que se vayan presentando o prevenirlos. Una buena combinación de productos sería la siguiente.

Champús anticaída

En el caso de los hombres, la razón principal de la caída del pelo suele ser la hereditaria. No obstante, esta se puede retrasar gracias a los champús anticaída. Estos tienen la misión de actuar sobre la raíz del cabello y el folículo piloso aportando los nutrientes necesarios para que ambos no se debiliten y acaben desapareciendo.

Además de retratar la caída en el caso de las alopecias hereditarias, en el caso de la mujer (donde el estrés suele ser la causa principal de la pérdida de cabello), este tipo de champú es capaz de recuperar el vigor el cabello.

Champús antigrasa

Las personas con un cuero cabelludo graso, con el tiempo y si no cuidan la higiene, suelen empezar a perder pelo debido a que el folículos se llenan de grasa y esto dificulta que los nutrientes lleguen al pelo a través de los capilares. Y si la raíz del cabello no recibe nutrientes, finalmente muere.

Para evitar esto, existen los champús que regulan la secreción de grasa por parte del cuero cabelludo y los que también limpian el mismo de la grasa ya acumulada. Además de volver a permitir que los capilares logren transportar nutrientes al folículo piloso, tanto en hombres como en mujeres, se logran también mejorar las sensaciones y que el cabello tenga un aspecto más sano.

Champús energizantes

El tercer champú del “equipo” es el que se encarga de proporcionar volumen al cabello a través de los nutrientes necesarios. Es decir, le proporciona la energía para recobrar todo el volumen y brillo que tuvo antaño.

En combinación con los dos anteriores, un tratamiento con champús es capaz de frenar la caída del pelo en hombres y mujeres en un alto tanto por ciento.

Ampollas anticaída

Ampollas anticaída de cabelloSi los champús todavía no logran los resultados deseados, se puede añadir al tratamiento las famosas ampollas, las cuales han demostrado una gran eficacia y en un tiempo breve. ¿Cuáles son sus beneficios?

  • Reactiva el riesgo sanguíneo a nivel capilar. Ya hemos dicho que este aspecto es esencial para que los nutrientes lleguen a la raíz del cabello.
  • Regula la seborrea. Al igual que los champús, frena la excesiva producción de grasa que suele saturar el folículo piloso.
  • Aporta vitaminas para dar vigor al cabello.

Tratamientos con células regeneradoras

Avanzamos más en tratamientos contra la caída del cabello con células madre que se consiguen del propio paciente. Este tratamiento es ideal para pérdidas de cabello con origen hereditario. Las células combaten directamente la caída y, donde todavía hay raíz –por muy debilitada que sea–, se puede regenerar el pelo y devolverle a su estado original.

Es un tratamiento muy recomendado para recuperar cabello en zonas determinadas de la cabeza, tanto en hombres como en mujeres.

La importancia de combinar tratamientos

Por último, para que cada uno de los productos mencionados sea eficaz es importante que se utilicen al mismo tiempo. La caída del cabello tiene muchos frentes y, precisamente champús y ampollas están diseñados para cada una de las afecciones capilares. Además, es recomendable consultar a profesionales para recibir consejo sobre cómo utilizarlos para lograr la máxima eficacia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

84 − = 82