La industria de la fabricación de etiquetas para productos

Están por doquier, en prácticamente todos los envases y bienes que consumimos. Son las etiquetas para productos y hay toda una industria detrás que analizamos a continuación.

Tipos de etiquetas

Además de servir a fines comerciales, al día de hoy todos los productos que se venden deben contar con una etiqueta que identifique las características de los mismos. Junto a este hecho, esas mismas etiquetas también llevan impresas unos códigos de barras que facilitan la facturación en tiendas.

A partir de aquí, ¿en qué categorías se dividen las etiquetas de productos? Un resumen:

  • Industria fabricación de etiquetas productosEtiquetas para productos perecederos. Si van pegadas a alimentos como el queso o el jamón, las etiquetas deben evitar contar con componentes nocivos para la salud. En cuanto a la información que deben llevar, es importante que posean junto a las fechas de caducidad, instrucciones o información sobre cómo conservar ese producto. En esta categoría también se incluyen las etiquetas-cierre de bolsas, como las que se colocan en las mallas de patatas, frutas, verduras, etc.
  • Etiquetas para envases y botellas. Son las más comunes y, además de los elementos nutricionales, caducidad y demás información útil, se combinan con la marca e imagen corporativa del producto. Un ejemplo son las botellas de vino.
  • Etiquetas para congelados. Para poder resistir temperaturas bajas y la propia humedad de un refrigerador o congelador, deben estar impermeabilizadas. También se fabrican en materiales especiales para que no se deterioren por las bajas temperaturas.
  • Etiquetas para ropa. Las que utilizan los comercios para identificar las prendas no suelen ser adhesivas sino que se cuelgan de la ropa para ser fácilmente manipuladas por los usuarios. También existen las etiquetas de tela que se cosen a las prendas, y las termoadhesivas, que se adhieren a pantalones y otras prendas con la aplicación de calor.
  • Etiquetas para plantas. Esta categoría mezcla las etiquetas adhesivas para pegar en macetas con las colgantes amarradas con hilos a las propias plantas.
  • Etiquetas-bolsa. Un ejemplo son las de frutos secos, que incluyen el código de barras y demás datos de una etiqueta en la propia bolsa.

Cómo se crean los distintos tipos de etiquetas

Dada la gran variedad de productos, también existen distintas formas de crear las etiquetas e imprentas especializadas para ello. Veamos algunos ejemplos.

Bobina de etiquetasBobina de etiquetas

Si se necesitan etiquetas en gran cantidad, la forma más práctica y económica de crear etiquetas es con los “rollos” o bobinas como el que se puede ver en la imagen.

Estos rollos aprovechan al máximo el papel y pueden aglutinar miles de etiquetas en una sola bobina.

Una vez realizada la impresión, las bobinas pasarían a un sistema de etiquetado adaptado a cada producto.

Impresión de etiquetas para ropa

Este grupo de etiquetas tiene varias formas de crearse. En el caso de las etiquetas de papel o cartón, se imprimen en grandes formatos para luego troquelarse y añadir hilo o lana para colgarse a las prendas.

En cuanto a las etiquetas de tela que se encuentran en la mayoría de las prendas, su inserción a la prenda se produce al mismo tiempo que se fabrica la prenda. Se suelen utilizar materiales como el poliéster o el algodón.

El tercer grupo –las etiquetas termoadhesivas– suelen estar fabricadas en materiales sintéticos para resistir el pegado a la prenda por calor. La temperatura que se aplica puede llegar a los 170º, por lo que es importante que el material sea resistente.

Etiquetas de gran tamaño

Etiquetas para productos fitosanitariosAdemás de los rollos o bobinas, las etiquetas se pueden imprimir en gran formato. En este caso en papel, vinilo o PVC y en distintos tamaños como A5 o A4.

Para este tipo de impresión se utilizan impresoras digitales específicas para etiquetas. Pueden ser de tinta o láser, pero lo que tienen en común es que imprimen con gran rapidez y a gran calidad.

Un tipo de etiqueta de gran tamaño pueden ser las que se utilizan para productos fitosanitarios como el que se ve en la imagen.

* * *

Como se puede ver, la industria de la creación de etiquetas es mucho más compleja de lo que parece. Y seguirá cambiando en base a las nuevas normativas, cuestiones medioambientales y necesidades comerciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

− 2 = 1