¿Qué tipo de carretilla elevadora necesito? Ventajas e inconvenientes

Las carretillas elevadoras son una herramienta fundamental del sector logístico para la carga y el desplazamiento de mercancías. Estos vehículos tan particulares suponen una gran ayuda para las empresas que tienen que lidiar con mercancías pesadas. Pero con una oferta de carretillas tan variada en el mercado, elegir la mejor carretilla puede causar grandes quebraderos de cabeza.

Tipos de carretillas elevadoras

La importancia de saber qué tipo de carretilla necesitas

Con el fin de falicitar la elección de la carretilla que mejor se ajuste a las necesidades de tu empresa, trataremos de clasificarlas en base a dos características fundamentales: según si están usadas o no y según la fuente de energía que empleen.

¿Primera o segunda mano? Carretillas nuevas y reacondicionadas

En primer lugar trataremos la distinción entre carretillas elevadoras que ya han sido utilizadas frente a las que no. La prioridad de una empresa es la de encontrar las herramientas que necesita para desarrollar sus actividades en el estado más pristíno posible. En caso de que el precio no te suponga un impedimento, tendrías que optar por los modelos de primera mano.

Sin embargo, tampoco se puede ignorar las ventajas que ofrecen los modelos reacondicionados. Aparte de ofrecer precios más bajos, las carretillas elevadoras usadas pasan por un exhaustivo proceso de inspección y  llevado a cabo por expertos, con el fin de asegurar su pleno funcionamiento. Además, la adquisición de este tipo de carretilla es mucho más inmediata debido a la reducción de los trámites burocráticos.

Según la fuente de energía usada: carretillas eléctricas o diésel

Las diferencias entre ambos tipos de modelo son bastante considerables, y a la hora de elegir la carretilla ideal se deben tener muy en cuenta. Las carretillas elevadoras electricas, si bien es cierto que poseen menos fuerza que los modelos diésel, son mucho más silenciosas, tienen 0 emisiones, y sus gastos de mantenimiento y consumo son más baratos.

Las carretillas elevadoras que emplean combustible diésel, por otro lado, poseen una fuerza y una vida media mayores que las eléctricas, pudiendo además utilizarse en terrenos difíciles y de grandes pendientes. Además, los precios de venta de este tipo de modelos son inferiores al de los eléctricos. También hay que considerar el hecho de que, como es natural, los motores diésel son mucho más contaminantes, y tienen además costes de mantenimiento más elevados que sus «rivales» alimentados con electricidad.

Las mejores carretillas eléctricas y usadas de Barcelona, en Ibermicar

Si tras meditarlo detenidamente has concluido que una carretilla eléctrica y usada es el tipo de modelo que mejor se adapta a tus necesidades, estás de suerte

Ibermicar es una empresa dedicada a la venta y manutención de carretillas elevadoras multimarca, que garantizan el buen funcionamiento de sus productos durante los 365 días del año. Disponen de stock completo de recambios y de una flota de vehículos de manutención de más de 38 vehículos-taller distribuidos por diferentes zonas, completamente equipados con toda clase de herramientas y recambios. Son, además, la marca lider en venta de carretillas elevadoras eléctricas y reacondicionadas de la provincia de Barcelona, los cuales se encuentran cubiertos por garantía. Si decides comprar un modelo de estas características, harás bien en contar con ellos. Para más información, haz click en el siguiente enlace: carretillas elevadoras barcelona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 45 = 55