Cómo elegir compresores de aire industriales o domésticos

El nuevo producto que vamos a analizar en este post puede parecer que sólo es utilizado en el sector industrial, cuando es más común de lo que se cree. Hablamos de los compresores de aire, los cuales, gracias a la variedad de modelos, también tienen hueco en el taller de casa.

Hablamos de esos en concreto y también de los industriales y los utilizados en talleres mecánicos.

Compresores de aire para particulares

Para poder tener una herramienta de este tipo en casa, ésta tiene que cumplir un requisito esencial: no debe ser muy grande. Gracias a la tecnología, los compresores de aire pequeños han evolucionado enormemente y ya existen los llamados portátiles. Un ejemplo son las marcas como Michelín y, sobre todo, Black & Decker:

Compresores de aire pequeños

Uso y funciones

Pese a contar con más potencia de la que se le puede otorgar por su tamaño, estos compresores de aire no alcanzan la potencia de los industriales. En cualquier caso tienen fuerza suficiente para:

  • Inflar balones de fútbol.
  • Castillos hinchables.
  • Camas y grandes flotadores.
  • Los modelos más potentes, como el Foseal Compresor, también pueden hacer lo propio con neumáticos de todo tipo.

El último modelo mencionado (Foseal) tiene unos 30 centímetros de diámetro, por lo que también se puede llevar en el maletero del coche junto con otras herramientas. Además, funcionan normalmente con 12V, por lo que el encendedor de cigarrillos de un coche es suficiente para cargarlo y ponerlo a funcionar.

Compresores de aire para talleres mecánicos y oficios

Compresor de aire para talleresSon de mayor tamaño que los portátiles y pueden funcionar también con combustible. Además, para conseguir la máxima eficacia, poseen mucha mayor potencia.

En el modelo de la imagen, ésta llega a 1500 W y la toma de electricidad es de 230 V.

También es común que los compresores para talleres cuenten con un depósito de gran tamaño para almacenar el aire para comprimirlo y luego expulsarlo a presión.

Usos y funciones

Pero lo que define a un compresor para su utilización en talleres es su variedad de usos. Vemos los más importantes:

  • Pistola a presión para expulsar aire.
  • Pistola de grapas y clavos.
  • Pistola de arena.
  • Aerógrafo.
  • Llave de impacto.
  • Máquina trituradora.

Con estas funciones, un mismo compresor se puede adaptar a una ebanistería, carpintería metálica o taller metálico.

Compresores industriales

Compresores industrialesSon similares a los que se utilizan en los talleres y otros centros profesionales. Les diferencia una mayor capacidad en los siguientes aspectos:

  • Mayor potencia, con capacidades en Watios de un mínimo de 2200W. Pueden incluir motores también a partir de 3 CV o más.
  • Capacidades del depósito mayores de hasta 100 litros.
  • Mayor velocidad en el proceso de compresión.
  • Mayor caudal de aire.
  • Otros tipos de fuente de alimentación como la neumática.

Usos y funciones

A partir de aquí, la diferencia de usos con compresores más pequeños tiene que ver especialmente con una mayor cobertura de uso en el tiempo. También es importante recordar que la potencia de los compresores industriales y su mayor caudal los habilita para refrigerar y calentar grandes espacios, incluso a nivel industrial.

* * *

¿Cuál elegir de todos ellos? Habrá que valorar los usos para escoger el más adecuado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

38 − = 37