La importancia de cuidar nuestro bien más escaso

Recientemente escuchábamos la noticia de que embalses del sur de España eran catalogados en sequía, una definición que asombra y asusta a partes iguales. En primer lugar, asombra porque es algo a lo que no estamos acostumbrados a escuchar. Pensamos que los bienes y recursos con los que contamos son inagotables y que tendremos de ellos el resto de nuestra vida a pesar de no cuidarlos demasiado. Y sin embargo, escuchar algo así nos asusta porque cuando entendemos la importancia de un término como sequía, nos hacemos un poco más conscientes de todo lo que podría suponer para la vida que conocemos que este bien terminase.

Como personas de a pie, pensamos en aquellas tareas del día a día para las que es necesario el uso del agua, y de las que no sabríamos qué hacer sin ellas. Son actividades tan simples como ducharse, lavarse las manos, o abrir el grifo para obtener un poco de agua que beber. Muchas veces, la facilidad del gesto de abrir un grifo y tener a disposición toda la cantidad de un bien que queremos, es la que hace que tengamos esa falsa sensación de que es inagotable, creándonos una falsa ilusión que nada tiene que ver con la realidad.

Volviendo al inicio de lo expuesto, en la actualidad no es el primer momento en el que se ha debido hacer catalogación de “sequía” en un embalse, pero sí que cuando ocurren siempre nos dirigen las mismas recomendaciones de buen uso que debemos seguir para hacer un uso responsable de este recurso hídrico. Sin embargo, a la vez que se apela a las recomendaciones, también se tiende a informar a la población general que -al menos- en los próximos años, el agua estará asegurada para el consumo humano, que no hay de qué preocuparse. ¿Seguro?

Estas afirmaciones siempre vienen continuadas de que el uso de agua que se va a restringir, solo perjudica a las empresas dedicadas al sector agrícola. Es decir, serán este tipo de empresas las que vean mermadas su capacidad de acceso al agua, teniendo que regular muy bien su gasto si no quieren tener pérdidas económicas acaecidas por no poder hacer frente a la necesidad de riego.

Es por ello que las empresas agrícolas y hortofrutícolas serán las que más necesiten hacer un ahorro continuo del agua para maximizar este bien evitando pérdidas en sus negocios. Para empresarios que nos lean, este tema puede ser un quebradero de cabeza. El no saber realmente hasta cuándo podrás hacer uso del agua o qué restricciones debes tomar para hacer el mejor uso posible de este bien escaso. Si bien para fortuna de estas personas dedicadas tan fervientemente al campo y a seguir creando productos de calidad para todos, en la actualidad han ido proliferando empresas que responden a esta necesidad.

En los últimos años, y fruto de la necesidad nacida en el sector, han crecido notablemente las empresas especialmente dedicadas a la conservación y optimización de estos recursos hídricos. Esto, en primera instancia, repercute en una tranquilidad para los empresarios que estarán en todo momento asesorados sobre cómo hacer el mejor consumo para que su forma de vida, el depender del campo, no se agote. Y por otro lado, otra de las grandes y lógicas ventajas, es que por consecuencia hablamos de un ahorro económico que beneficiará al capital de cualquier autónomo o empresa dedicado al sector.

IMCURSi nunca habías escuchado hablar de este tipo de empresas, y desconocías que existan profesionales enfocados a este sector, entendemos que buscar una empresa que te ayude en esta tarea puede ser difícil. Sin embargo, desde aquí te proponemos una de ellas, una empresa de impermeabilización de embalses líder en el sector, como lo es IMCUR (Impermeabilizaciones y Regadíos S.L.), una empresa con mucha potencia en zonas de Murcia, Alicante y Almería, y que están especializadas en ofrecer servicios de impermeabilización que pueden serte de gran ayuda.

Como comentábamos al principio, crear una educación en la sostenibilidad en la población es tan importante como llevarlo a cabo nosotros como empresa. Por ello, nutrirnos y aportar a nuestro negocio los años de experiencia en el sector de empresas como IMCUR, es fundamental para obtener el mejor resultado.

En concreto IMCUR, se trata de una empresa que, gracias a los más de 35 años que la avalan en el sector, ha hecho uso de su experiencia y buen hacer para mejorar en los productos que ofrecen, gracias siempre a seguir innovando en tecnología puntera que ofrezcan lo mejor al sector agrícola y hortofrutícola.

Cubiertas flotantes para embalsesOfrecer la mejor calidad, así como la mejor eficiencia, son dos de sus lemas por bandera que ponen en práctica en la variedad de todos sus servicios. Entre todos ellos, destacan especialmente dos de los que podemos aprovecharnos para mejorar la sostenibilidad de nuestra empresa, como son la construcción de cubiertas flotantes y la construcción de cubiertas suspendidas.

Estos dos servicios están fundamentados en el control de la evaporación. Como su propio nombre indica, gracias a la construcción de estas cubiertas estaremos evitando una pérdida por una evaporación natural del medio ambiente, pero también ventajas como  eliminar la proliferación de algas o reducir factores externos agresivos como pueden ser el polvo, la contaminación del medio, etc. A su vez, esta empresa, nos ofrece la solución que más se adapte a nuestro embalse, tanto si necesitamos una cubierta flotante o una cubierta suspendida, de ahí de contar con especialistas que entiendan nuestras necesidades.

Concluyendo, tener una empresa en el sector agrícola y hortofrutícola es una tarea de gran responsabilidad con nosotros y con el resto, pues la necesidad actual de lluvias hace que las sequías lleguen temporada tras temporada a nuestras cosechas. Para ello, y siempre teniendo en cuenta que la mejor solución es ser precavido antes de tener problemas mayores, apostar por empresas como IMCUR que nos faciliten las mejores opciones para mejorar nuestro consumo de agua, y por tanto también ahorrar en la factura de ese gasto fijo que llega mes a mes, será la mejor manera de trabajar de forma responsable con el medio ambiente y con el bien más preciado de todos: el agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 1 =