Análisis sobre la venta de colchones online

Además de un blog sobre marketing digital, este sitio web también es un directorio de empresas y, de vez en cuando, publicamos pequeñas reviews sobre una compañía en concreto o sobre un sector empresarial determinado. En esta ocasión, queremos hablar de la venta de colchones online, actividad comercial que como otras muchas ha aumentado gracias a las herramientas de venta por Internet.

Descenso de los precios

Casi podríamos afirmar que los colchones, tatamis y otros artículos propios del hogar son productos de primera necesidad, por lo que en estos últimos años de crisis, el número de ventas no se ha visto reducida de manera considerable. Además, para que haya ocurrido esto, la competitividad en precios de las distintas empresas ha sido determinante para todas las marcas y calidades sin exclusión alguna, lo que ha provocado que los usuarios, además de ahorrar dinero, puedan consumir productos de mayor calidad.

Tipos de colchones más consumidos

Colchones viscoelásticos

La mejora mencionada en la relación calidad-precio tiene en los colchones viscoelasticos el producto estrella, sobre todo porque se pueden disfrutar de hasta descuentos del 50% y adqurirse actualmente por menos de 100 euros si la compra es online. Unos precios impensables cuando el colchón viscoelástico se empezó a distribuir a nivel particular en la década de los 90. ¿Cómo es posible reducir tanto el coste de un producto de alta gama?

Ventajas de la venta online

La venta online (de cualquier bien o servicio) tiene una serie de ventajas que reducen los costes fijos empresariales.

  • No es necesaria tienda física. En este sentido, sólo será esencial contar con un sitio web ecommerce o Prestashop con una buena camapaña de markerting. El alquiler inmobiliario, para muchos negocios, implica una gasto fijo que redunda en los precios de los productos.
  • No es necesario adquirir un stock inicial. Tampoco, una empresa de venta de colchones no tiene porqué comprar a proveedores los productos antes de venderlos. De hecho, muchas tiendas online son intermediarios entre los proveedores primarios y los clientes, y su trabajo consiste en gestionar la venta a cambio de una comisión. De nuevo, la ventaja de no invertir en la compra de bienes para luego venderlos permite flexibilizar los márgenes de venta y, por lo tanto, los precios.
  • Estar donde está la gente. La última ventaja es de carácter comercial y es evidente: el número de compras por Internet crece sin parar, ya que los usuarios prefieren realizar éstas por Internet. No contar con la ventana online para distribuir productos puede hacer perder a un 50% de los posibles compradores.

Queremos finalizar este pequeño análisis comercial sobre el sector de la venta de colchones, diciendo que la venta online ha venido para quedarse; no es una moda pasajera. Por ello, cambiar el modelo de negocio de tienda física a tienda online no es ya sólo una opción sino una necesidad para sobrevivir y mejorar como negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

53 + = 60