El escaparatismo y el diseño de interiores de nuestro negocio

Decía Aristóteles que “La habilidad de expresar una idea es tan importante como la idea misma“. Alguno se preguntará qué tiene que ver el clásico griego con este blog y los textos que publicamos. Pues en esta oportunidad bastante, porque en este artículo queremos esbozar algunas ideas sobre la imagen de nuestro negocio a través del escaparatismo y el diseño de interiores.

Es sin duda la parte final de la puesta en marcha de una actividad, pero tenemos que recordar que tan importante es la forma como el contenido. Nuestro negocio, al final de al cabo, es una idea, más o menos compuesta, que tenemos que expresar de forma pragmática para alcanzar el máximo público posible. Una vez realizado nuestro plan de empresa, conseguidas las infraestructuras necesarias y recursos humanos para empezar a trabajar, tenemos que buscar la manera de “expresar” todo ese capital para transmitir a nuestros posibles clientes el mismo entusiasmo y confianza que hemos depositado nosotros en todo el proceso. Pongamos un ejemplo: una tienda de moda.

En un negocio de este tipo, hay dos elementos relacionados con la comunicación entre nuestro negocio y el cliente imprescindibles: escaparatismo y el diseño de interiores. En ambos casos, los objetos que formarán parte de la decoración tanto en los escaparates exteriores como en el interior serán, fundamentalmente, los propios productos a vender combinados con otros materiales como el metacrilato, aluminio, telas o cartón que cumplirán la función de decorar de forma discreta aquellos rincones y superficies donde nuestros productos no alcancen, como pueden ser los fondos, techos, elementos de iluminación, mesas o soportes de las prendas.

Escaparates Tienda
Ya conocemos aquello de “ir de tiendas”, aunque no hay que olvidar que hay mucha gente que “va de escaparates”. En este en concreto, realizado por The Image Company, vemos como la decoración es sencilla, apolínea, para nada barroca, acorde con la prenda en venta. Un fondo en color discreto, iluminación cenital, un poster para reforzar la idea de que lo que vemos en una prenda infantil y una pequeña base para los zapatos sobre alfombra. Un claro ejemplo de escaparatismo sencillo y eficaz donde todos los elementos juegan a destacar sutilmente el producto a vender.

Viendo el ejemplo de la imagen anterior se comprende mejor aquello de tan importante es la forma de presentar una idea como la idea misma. El vestido infantil, junto a los zapatos, se aprovecha de la buena disposición del escaparate y su diseño para aumentar su valor creativo. El cliente sólo comprará el juego de vestido y zapatos, mientras que la empresa “vende” tanto el producto como la forma de mostrarlo. Sin duda, el escaparatismo es todo un arte.

De forma natural, tras el escaparate, el usuario, si ha sido seducido por él, accede al interior de la tienda, lugar donde el diseño de interiores cobra un protagonismo absoluto.

Al hablar de diseño de interiores, uno puede pensar en la salón de su casa. Error. Este tipo de decoración abarca a todo tipo de recintos indoor. En este caso tomemos como ejemplo un centro comercial, desde luego, como decimos, con algunos metros cuadrados más que nuestro hogar.

Diseño de interiores

Esta imagen podría ser, fácilmente, la que nos encontramos en la mayoría de las entradas a los centros comerciales. Desde luego, las empresas propietarias de estos espacios de ocio y consumo, tienen muy en cuenta la decoración ya que los usuarios pueden pasar horas en estos recintos comprando, cenando, viendo una película, etc.

Hay un elemento común y es el color claro de fondo. Tanto en suelos como en techos y paredes, el blanco, beige claro y colores similares son los más usados. ¿La razón? Principalmente por que combinan bien tanto con colores cálidos como con fríos y también porque dan una sensación de tranquilidad y limpieza.

En la foto de arriba, hablando de los colores, vemos como en los anuncios principales domina el azul y el naranja casi rojo, ambos dos colores muy seguros a la hora de hacer destacar un mensaje al usuario, en este caso “Las rebajas”. También, consideremos la colocación de la publicidad, estratégicamente ubicada en el horizonte central de nuestra vista; imposible de eludir. En cuanto al mensaje, este es claro y sencillo: “Sí”, “Rebajas”. Rápido de leer y de comprender.

Todo este tipo técnicas están presentes dentro del diseño de interiores, aunque hablemos de una superficie grande como un centro comercial. Y el diseño de interiores, a nivel empresa, tiene que ver directamente como la imagen corporativa. El escaparatismo, el propio diseño de cualquier tienda, además de la iluminación y el sonido ambiental, cumplen un papel cada vez más importante en los negocios de venta al público, ya sea para vender zapatillas deportivas, cerveza, perfumes o ropa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 17 = 21