Nuevos tiempos y nuevas estrategias en el mercado inmobiliario

El nivel de actividad para la industria inmobiliaria en España se ha parado casi en seco. Sólo unos cuantos negocios, gracias a la implementación de una serie de nuevas prácticas y estrategias, han logrado mantener cierta actividad y, de paso, ofrecer un ejemplo de cómo el mercado inmobiliario debe reinventarse.

Vemos los pilares más importantes de esa transformación.

Mayor competitividad bajando las comisiones

Inmobiliaria en Alicante

La media de las comisiones que aplican las inmobiliarias actualmente es de entre 3% y 7% en venta de inmuebles. Aunque es cierto que esas comisiones han ido bajando a lo largo de los años y están por debajo de las que se cobraban en la época del “boom inmobiliario” en España, todavía deben bajar más para ser más competitivos y adaptarse a la situación económica de los españoles en los próximos años. Un ejemplo de ello es Inmoogle. Esta inmobiliaria en Alicante que ya está aplicando un 1% de comisión en la venta inmobiliaria.

Esa bajada de las comisiones al vendedor le permite a éste bajar el precio de inmueble y ser más competitivo al vender.

En el lado del comprador, esa flexibilización de las comisiones y que el precio de la vivienda puede bajar hasta un 15% de media puede ser la línea que separa comprarse una vivienda de no hacerlo.

PropTech: Transformación digital en el sector inmobiliario

Proptech para inmobiliarias

Todos los sectores lo están haciendo y el mundo inmobiliario no se puede quedar atrás. Como en las demás industrias, no hacerlo puede significar desaparecer como negocio.

Así, desde el año 2014, muchas inmobiliarias han empezado a utilizar herramientas PropTech (Property Technology) para adaptar sus negocios a la nueva realidad, especialmente la creada por el COVID-19. Entre la más destacadas y útiles están las siguientes:

  • Utilizar software de gestión de inmuebles, contactos, seguimiento de comerciales. La idea ya no es sólo contar con un sitio web donde mostrar las viviendas disponibles, sino implementar una aplicación para gestionarlo todo. Incluso, permitir acceso a los clientes.
  • Soluciones P2P o Peer to Peer. Creación de Marketplaces donde propietarios y compradores pueden ponerse en contacto, realizar consultas, etc. Esto ahorra mucho tiempo a inmobiliarias pequeñas.
  • Realidad Virtual. Esta herramienta sirve para Mostar a los compradores los inmuebles desde su ordenador. El realismo es tal que la experiencia simula perfectamente a una visita real. Ni que decir tiene que en estos momentos el contar con esta herramienta es decisivo para no abandonar la actividad ante la incapacidad de enseñar los pisos.
  • Digitalización de las gestiones. La burocracia que supone vender un inmueble también tiene un coste en la bajada de la productividad. Como ya ha ocurrido con el sector de la gestoría y consultoría, muchas inmobiliarias son capaces de realizar la mayoría de las gestiones de forma digital.
  • BIG DATA. El último elemento PropTech que muchas inmobiliarias están añadiendo a sus gestiones es la búsqueda y filtrado de compradores con tecnología BIG DATA. Esto permite mejorar la búsqueda de posibles compradores cualificados en una muestra mayor.

Además de mejorar la productividad de la propia inmobiliaria, todas estas herramientas y estrategias permiten reducir enormemente el tiempo necesario para vender una propiedad. En el caso de Inmoogle, vender piso en Alicante, desde que el propietario decide hacerlo hasta que se entregan las llaves al comprador, el tiempo puede reducirse a 60 días.

Esa reducción del tiempo de la gestión es crucial para los inversores inmobiliarios y la dinamización del propio sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

76 − = 75