Guía de compra: Horno pirolítico vs horno catalítico

Cuando se trata de elegir el horno adecuado para tu hogar, es crucial entender las diferencias entre las diversas tecnologías disponibles en el mercado. Dos opciones populares que a menudo se encuentran en la mente de los compradores son los hornos pirolíticos y los hornos catalíticos.

Pues bien, si estás considerando adquirir uno de estos electrodomésticos para tu hogar, te animamos a seguir leyendo esta breve guía, donde te ofreceremos una comparativa entre ambos tipos de hornos y así, ayudarte a tomar una decisión informada y acertada.

Hornos pirolíticos: eficaces en la limpieza

Comencemos con los hornos pirolíticos, una auténtica innovación revolucionaria en el mundo de la cocina gracias a un proceso de autolimpieza extremadamente eficaz que te explicamos a continuación.

¿Qué son los hornos pirolíticos?

Hornos piróliticos

Los hornos pirolíticos están equipados con un ciclo de autolimpieza especial basada en la pirólisis que alcanza temperaturas muy altas, generalmente alrededor de los 500°C.

Durante este proceso, los restos de comida y la grasa se descomponen en cenizas, las cuales pueden eliminarse fácilmente con un paño húmedo una vez que el ciclo ha finalizado. Como puedes adivinar, este método de limpieza elimina la necesidad de productos químicos agresivos y horas de fregado manual, lo que lo convierte en una opción muy atractiva para aquellos que valoran la comodidad y la eficiencia en la cocina.

Ventajas y desventajas de comprar hornos pirolíticos

Además de contar con la capacidad para limpiarse a sí mismos y ahorrarte tiempo y esfuerzo, los hornos pirolíticos poseen otras ventajas.

Por ejemplo, al no requerir el uso de productos químicos agresivos, son más respetuosos con el medio ambiente y con la salud de quienes los utilizan, especialmente para quienes son alérgicos o sufren dolencias respiratorias. De aquí se infiere el ahorro en productos de limpieza antigrasa que, si son de calidad, pueden ser caros.

También hay que tener en cuenta la mencionada pirólisis que, al limpiar en profundidad el interior, lo protege y alarga la vida del horno.

En el lado de las desventajas, sin embargo, es importante tener en cuenta que los hornos pirolíticos suelen tener un precio inicial más elevado que los catalíticos, y el proceso de autolimpieza puede consumir una cantidad significativa de energía, lo que también aumenta la factura de la luz.

Hornos catalíticos

Los hornos catalíticos son otra opción popular entre los consumidores que buscan simplificar el mantenimiento de su horno.

¿Qué son los hornos catalíticos?

Hornos catáliticos

Los hornos catalíticos están recubiertos con un revestimiento especial compuesto por catalizadores (de ahí su nombre), que son sustancias químicas que aceleran las reacciones químicas. Este revestimiento trabaja absorbiendo y descomponiendo los residuos de grasa y comida cuando el horno alcanza temperaturas superiores a los 200°C.

A diferencia de los hornos pirolíticos, que queman los residuos hasta convertirlos en cenizas, los hornos catalíticos los descomponen en sustancias menos complejas que deben eliminarse con una limpieza manual.

Ventajas y desventajas de comprar hornos catalíticos

Suelen tener un precio inicial más asequible que los hornos pirolíticos, lo que los convierte en una opción atractiva para aquellos con un presupuesto más ajustado. También, al reducir la temperatura máxima, disminuyen el gasto en energía. Además, una tecnología más sencilla hace que el mantenimento sea más sencillo.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que el revestimiento catalítico tiene una vida útil limitada y puede necesitar ser reemplazado periódicamente. Además, el proceso de limpieza es algo más laborioso que el necesario para los pirolíticos. Sin contar que, al no reducir las grasas a cenizas, se pueden generar mal olores durante y después de cocinar.

¿Cuál elegir finalmente?

La elección entre uno u otro dependerá de tus preferencias personales, así como de tu presupuesto y uso que le vayas a dar. En cualquier caso, con independencia de tu elección, tanto los hornos pirolíticos como los catalíticos te ofrecerán un rendimiento excepcional y una experiencia culinaria muy satisfactoria.

Deja un comentario