Guía para adquirir buen mobiliario escolar

El mobiliario escolar es un elemento fundamental en los centros educativos. Es el entorno en el que los alumnos pasan gran parte de su tiempo, por lo que es importante que sea seguro, ergonómico y adecuado para el aprendizaje.

En este artículo, vamos a analizar los diferentes tipos de mobiliario escolar que existen, así como sus características. Tanto si eres padre como parte de un dentro educativo, este artículo te puede ser de gran ayuda.

Tipos de mobiliario escolar

Tipos de mobiliario escolar.

Empecemos por las distintas categorías en que se puede dividir el mobiliario escolar. Por nuestra parte hemos elegido tres principales que, por supuesto, se pueden dividir en subcategorías.

Según su función

Es la categoría más obvia y más clara de determinar y tiene que ver con la utilidad que se le quiera dar al mobiliario. La variedad de productos al respecto es muy amplia, y no deja de crecer. Los clásicos serían:

  • Sillas.
  • Mesas y pupitres.
  • Armarios.
  • Pizarras.
  • Bancos interiores y exteriores.
  • Estanterías.
  • Taquillas.
  • Taburetes.

Además de estos muebles, típicos de los colegios, la evolución en el sector educativo ha provocado que los profesionales del ramo tengan que desarrollar mucho más mobiliario, alguno mezclado con el sector empresa como:

  • Mesas de reuniones.
  • Paneles de anuncios multimedia.
  • Todo tipo de sofás para zonas de recepción.
  • Y hasta papeleras para el reciclaje y apostar desde los centros formativos por la sostenibilidad.

Según su ubicación

Esta categoría de mobiliario mezcla muchos de los productos anteriores, pero añade cambios a los mismos según donde se ubique. Un ejemplo son las mesas, que no tienen ni el tamaño y ni la misma funcionalidad en una laboratorio que en una clase ordinaria.

Pizarra móvil.

Pasa lo mismo con los armarios, como los destinados a guardar las prendas de los alumnos, que son más grandes y sencillos que los que puede necesitar la zona de oficina de un centro educativo.

Además, también hay que tener en cuenta la movilidad del mobiliario. Un ejemplo son la pizarras móviles, o las sillas, que en las clases de los alumnos son mayormente móviles, mientras en un salón de actos o la grada de un espacio deportivo pueden ser fijas o unidas en filas.

Según el material

La última característica que distingue al mobiliario escolar es el material en qué está fabricado. En este sentido, la cosa ha evolucionado mucho por varias razones, como es el ahorro, nuevas legislaciones o aportar a la seguridad.

De esta forma, la clásica madera y metal ha ido transicionando a otros marteriales como el PVC, el metacrilato o el plástico. En todos los casos, se gana en ligereza, facilidad para limpiar el mobiliario y ahorro en costes.

Características de un buen mobiliario escolar

Además de estar fabricado con calidad, dado que va a ser utilizado por personas, es muy importante que cumpla con una serie de requisitos para que sea útil y seguro, y respete las normativas vigentes. Cuatro aspectos a tener en cuenta.

Que sea seguro

El mobiliario escolar debe ser seguro para los alumnos, evitando que se produzcan accidentes. Para ello, debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser estable: no debe volcarse ni moverse fácilmente.
  • Tener bordes redondeados: para evitar cortes o golpes.
  • Estar fabricado con materiales no tóxicos: para no generar alergias o intoxicaciones.

Que sea ergonómico

Silla ergonómicas.

Con ello se consigue favorecer una postura correcta de los alumnos y evitar problemas de espalda. De nuevo, requiere que tenga algunas características al respecto:

  • Ser regulable en altura: para adaptarse a la altura de los alumnos.
  • Tener un respaldo adecuado: para apoyar la espalda.
  • Tener un asiento adecuado: para apoyar las piernas.

Facilidad de mantenimiento

Que se pueda reparar con facilidad alerga la vida de cualquier mueble escolar, además de evitar accidentes y malestar por parte de los alumnos. También es importante que se pueda limpiar de forma eficaz para evitar la acumulación bacterias y otros patógenos que provoquen alergias en trabajadores y alumnos.

Adaptabilidad

La última característica de un buen mobiliario escolar, es que sea versátil y adaptable a diferentes configuraciones de aula, permitiendo una mayor flexibilidad en el diseño del espacio educativo.

En este sentido se ha evolucionado mucho y es muy común encontrar en todos los espacios educativos mobiliario como paneles que permiten dividir una gran estancia en varias o hacerla diáfana, según necesidades.

Importancia de elegir el mobiliario escolar adecuado

Como puedes ver, elegir el mobiliario escolar ideal requiere de cierta planificación. Pero es necesaria para el bienestar de los alumnos y profesores, lo cual va a tener un impacto crucial en el desarrollo académico.

Deja un comentario