Pintar ciertos elementos para dar una nueva imagen a nuestro hogar

Cambiar decoración con pinturaSabemos que puede parecer un detalle menor, pero la realidad es que los colores que visten las paredes, los muebles y los elementos de nuestra casa o jardín, visualmente, tienen el mismo efecto que sus formas y dimensiones.

Así es, los diferentes tonos de pintura tienen el poder de crear ambientes fríos o cálidos, de aportar más o menos luminosidad, de otorgar un mayor o menor peso visual a los objetos y de aliviar o recargar espacios tanto interiores como exteriores.

Sin duda esto es una buena noticia ya que, a la hora de pensar en una reforma para nuestro hogar, hace que no sea necesario cambiar la distribución de una habitación para darle mayor amplitud o que no sea necesario deshacernos de un mueble del que nos hemos cansado para renovar la percepción que tenemos de un rincón en concreto.

Puntos que debemos tener en cuenta a la hora de elegir la pintura que vamos a utilizar

Lo único que debemos saber es qué elección tomar en cada caso para que los resultados estén de acuerdo con el efecto que deseamos conseguir y el resto será muy sencillo, pues actualmente existen muchas plataformas que permiten comprar pintura barata de buena calidad a través de internet y recibirla en casa para que podamos empezar con la reforma lo antes posible.

A este respecto es muy importante no perder la oportunidad que ofrecen estas plataformas para poder echar un vistazo a los catálogos en línea. Suelen encontrarse rigurosamente ordenados por categorías y gamas de colores, nos permiten tener en un golpe de vista una gran variedad de opciones y facilitan enormemente la tarea de poder encontrar el que más se ajusta a nuestras necesidades en cada caso.

A continuación, te mostramos una pequeña guía sobre cómo utilizar estos catálogos para sacarle el mayor partido posible a la reforma que quieres realizar:

Pintura decorativa para muebles

Cambiar el color de los muebles es un paso muy sencillo y quizá también el menos arriesgado, ya que puede repetirse las veces que sea necesario con un despliegue de medios algo menor que el que exige el hecho de cambiar la pintura de una habitación completa. Para llevar a cabo esta tarea existe la pintura decorativa que, además de cambiar el color de los elementos de nuestra casa o jardín, permite otorgarles efectos como acabados en cera, efecto barniz o efecto madera. De esta forma, es posible reavivar la luminosidad de nuestros muebles mate o conseguir armonizar nuevas adquisiciones con otros muebles que ya poseemos en nuestro hogar.

Pintura para el interior

Es la más utilizada y conocida por todos. Hoy en día muchas personas se animan a pintar de manera autónoma las estancias de su casa, y para ello solo se debe tener en cuenta que los colores claros conseguirán ampliar perceptivamente el espacio y conseguirán resaltar los muebles de las distintas habitaciones. Es por este motivo por el que las pinturas de tonos claros se encuentran entre las más escogidas, pero no debemos olvidar que si lo que queremos es crear contrastes, además de los muebles, podemos hacer resaltar un tramo de pared concreto eligiendo para él una pintura de tonalidad oscura. Normalmente este último tipo de pintura suele aplicarse en estancias muy luminosas cuando pretendemos convertirlas en espacios que destaquen por ser especialmente acogedores.

Pintura para el exterior

La pintura utilizada en el exterior, al igual que la pintura antimanchas, posee una composición específica que permite que pueda aguantar las condiciones externas. No obstante, con el paso del tiempo tiende a deteriorarse, por lo que si lo que queremos es dar un nuevo aspecto a nuestra fachada bastará con volver a pintar del mismo tono. De esta manera podremos comprobar que el resultado es verdaderamente notorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

91 − = 83