¿Tu peque cumple años? Haz de su festejo algo inolvidable

Una de las sensaciones de mayor felicidad para un padre o una madre es ver el rostro sonriente de su pequeño mientras disfruta de una fiesta llena de diversión.

Y si la fiesta es de tu hijo, te podemos asegurar que la emoción es mucho mayor, no solo para el pequeño, sino también para ti. Verás cómo su carita se llena de brillo, sorprendido por todo lo que con gran amor preparaste para ese día.

Así que, si estás pensando en celebrar su cumpleaños, sigue leyendo. Aquí te daremos algunas ideas para que este día sea realmente inolvidable.

Cómo organizar fiesta cumpleaños para niños

Lo primero es organizarse

Cuando llega el momento de celebrar el cumpleaños de tu hijo, pueden ser muchas las ideas que se te pueden venir a la mente. Desde el motivo, la lista de invitados, los bocadillos, y hasta el lugar de la celebración. 

Por eso, lo más importante es que te organices muy bien. Para eso, nuestra recomendación es que visites https://globolandia.es/. Aquí podrás encontrar todo lo que necesitarás para esa fiesta que tanto anhela tu pequeño.

Para que una fiesta sea original y divertida, debes organizar con tiempo de antelación todo lo que vas a realizar ese día. Llegado el momento, simplemente disfrutarás junto a tu hijo y sus amigos y famliares de horas de risas y alegría.

Debes tener presente en todo momento durante la organización que el protagonista principal es tu hijo. Es decir, la fiesta debe ser lo que a él o ella le guste y debes invitar a los niños que él o ella quieran invitar. En definitiva, todo debe girar en torno a tu peque.

Otro dato que debes tener presente es su edad. Si aún tiene entre 1 y 3 años, lo mejor es que tan solo hagas una pequeña reunión en casa o una merienda con algunos familiares. El niño se sentirá cansado e irritado si ve a muchas personas.

Si tiene más de 4 años, entonces ya está en la edad de querer compartir mucho más con sus compañeritos y amigos. En ese caso, te ofrecemos algunas ideas de celebración fuera de casa.

Una fiesta al aire libre

Muchos optan por llevar el festejo a parques al aire libre. Esto no solo evita la aglomeración de personas en casa -y el trabajo posterior-, sino que puede ser más divertido para los pequeños

Tan solo unos globos, el pastel, algo de cotillón y por supuesto una de las piñatas Globolandia será lo necesario para que pasen un rato inolvidable.

Lo bueno es que no necesitarás un presupuesto muy alto, ni preparar un menú muy elaborado, todo puede ser algo más informal. Tan solo debes ir con tiempo al parque o al ayuntamiento y solicitar el permiso necesario para la fecha acordada.

En un parque de atracciones

No hay nada más divertido que montarse en las diferentes atracciones que se pueden encontrar en estos parques. En un solo lugar tendrás diversión, juegos y un espectáculo que te permitirá no preocuparte mucho.

Busca en tu zona y pide información sobre lo que necesitas hacer para celebrar el cumpleaños de tu hijo y hacer que este día sea totalmente inolvidable.

La atracción principal: Un zoo

Nada mejor que permitirles a los más pequeños la conexión con la naturaleza y los animales. Si vives en la ciudad, es posible que esa relación sea casi inexistente. Si a tu hijo o hija le encantan los animales, no hay mejor manera de festejarlo que hacerlo en un zoo.

Existen muchos zoológicos que permiten la celebración de fiestas de cumpleaños en sus espacios al aire libre. Además, ofrecen visitas guiadas y actividades educativas para todos los invitados.

Un día de playa es una buena idea

Si tu pequeño cumple años en verano y la costa no te pilla lejos, no puedes dejar de aprovechar esta oportunidad. Un día en la playa con sus amiguitos será algo muy divertido. Actividades al aire libre, mar y arena, son la mejor manera de disfrutar. 

En cuanto al menú, puedes recurrir a algo tipo picnic, con buena hidratación y frutas para los invitados. Esto será más que suficiente.

Disfruta sin preocupación

Recuerda que lo más importante es que tanto tu hijo o hija como tú disfruteís de este día tan maravilloso. No procures realizar una fiesta muy formal, para los más pequeños, lo importante es la diversión… ¡y comer muchos dulces, claro!

Lo más importante es que el pequeño se sienta querido. Ni siquiera lo más importante es colmarle de regalos, sino de mucho afecto. al final esos recuerdos son los que permanecerán en su memoria.

Así que busca siempre ideas creativas, organízalo con tiempo y haz todo pensando en lo que desea tu pequeño. La fiesta es para que él se sienta protagonista en todo momento y disfrute junto a sus amiguitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

76 − = 75