Mejora tu posición laboral dentro de la empresa

La precariedad laboral es uno de los problemas que más preocupa en la sociedad actual. La tasa de desempleo en España es de las más altas de Europa: actualmente nos encontramos entorno al 13,5% de parados, un porcentaje que supone algo más del doble de la media europea (que en el pasado mes de marzo estaba aproximadamente en el 6%). En lo que respecta a la insatisfacción laboral de quienes sí tiene un empleo, el porcentaje de descontento y desmotivación ha aumentado a principios de este 2022 en 7 puntos. Sin duda, los trabajadores buscan mejorar la posición laboral dentro de la empresa para la que desarrollan sus servicios. El ascenso de categoría comporta un aumento en el sueldo, a menudo acompañado de otros privilegios, como jornadas laborales más reducidas y mejor retribuidas.

Mejora laboral

Actualmente, hay varias opciones para poder escalar a un mejor puesto de trabajo. Una forma de conseguir un empleo estable, consolidar nuestra posición laboral actual o mejorar nuestra condición como trabajador es mediante la formación continua y/o las oposiciones. Estas dos opciones son las más comunes a la hora de optar a cargos más atractivos desde el punto de vista laboral.

Por un lado, la formación continua permite la actualización constante de conocimientos que, con el tiempo, pudieran quedar obsoletos en caso de no refrescarse. También garantiza que el empleado sea un profesional competente y cualificado acorde a las nuevas necesidades que surjan en el mercado. Por otro lado, en referencia a las oposiciones, lograr una plaza de puesto fijo como funcionario del Estado aporta la estabilidad de una jornada continua, un salario y unas vacaciones seguras, libres de la inestabillidad de la precariedad laboral de otros puestos de trabajo donde abundan contratos temporales o indefinidos, que hoy día pueden rescindirse ya en cualquier momento.

Tanto para actualizar conocimientos teórico-prácticos como para optar a una plaza fija, las academias como Centro de Formación Titulae ofrecen a sus alumnos la posibilidad de mejorar sus competencias profesionales y su posición laboral mediante Cursos Profesionales y cursos de preparación para Oposiciones convocadas en los diversos ámbitos profesionales.

Sube de categoría profesional

Formación continua

Se trata de una modalidad formativa habitualmente impartida mediante programas de aprendizaje basados en cursos especializados compuestos por actividades que combinan los conocimientos teóricos con su correspondiente puesta en práctica. De este modo, se mejoran las competencias que el trabajador ya tuviera adquiridas, a la par que desarrolla nuevas aptitudes con las que hacer frente a las necesidades derivadas de los cambios del mercado laboral. Se dirige tanto a desempleados, como trabajadores que deseen actualizar sus conocimientos o adquirir nuevas destrezas que les haga más competitivos y competentes dentro de su profesión y ámbito. La formación continua contribuye a que el trabajor pueda ascender profesionalmente gracias a:

  • Responder a las necesidades específicas de las empresas.
  • Desarrollar nuevas competencias del trabajador.
  • Refrescar conocimientos ya adquiridos y la adquisición de otros nuevos.
  • Preparar al profesional para las innovaciones tecnológicas, las nuevas herramientas y modalidades de trabajo a fin de que se adapte con éxito a los cambios producidos en su entorno laboral.
  • Propiciar el desarrollo de nuevas actividades económicas, lo que favorece al campo de actuación de la empresa y a su presencia en el mercado económico.

Oposiciones

Las oposiciones son la vía que en España debe seguirse si se desea trabajar en la Administración Pública. Se estructuran en una serie de pruebas y exámenes teóricos y prácticos de diferente dificultad en función del ámbito profesional y el cargo al que se pretende acceder. Hay varios tipos: oposiciones de tipo administrativo, de Justicia, Sanidad, Educación, Seguridad Pública, etc.

Entre sus ventajas destaca:

  • Un contrato de trabajo estable desde el primer momento, sin las inseguridades del empleo privado.
  • Un buen sueldo compuesto por retribuciones básicas (sueldo y trienios), retribuciones complementarias (según puesto de trabajo, carrera profesional y logros alcanzados) y pagas extraordinarias.
  • Horario de trabajo que favorece la conciliación familiar, empleo y ocio, gracias a jornadas laborales no superiores a 35 horas semanales, normalmente distribuidas en horario de jornada continua.
  • Con la titulación adecuada y los méritos realizados como funcionario, se puede ascender a cuerpos laborales superiores.
  • Los funcionarios cuentan con permisos retribuidos: ausentarse del trabajo por matrimonio, embarazo, lactancia, cuidado de familiares, enfermedad, exámenes oficiales… sin que ello supnga una reducción salarial. Además, pueden socilicitar excedencias voluntarias (para cuidar un hijo) con reserva al puesto de trabajo. En cuanto a los beneficios sociales de los que gozan (seguridad social, planes de pensiones…) hay ayudas económicas, mutuas de asistencia y otras tantas prestaciones añadidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 + 1 =