Análisis sobre préstamos rápidos

Ya hemos escrito en nuestro blog sobre la variedad de prestamos rapidos que existen, los cuales, dado el dinamismo del mundo financiero, requieren de un repaso y actualización para conocer nuevas fórmulas de financiación, requisitos para solicitarlos y algunos otros datos de utilidad para aquellas personas que estén pensando en recurrir al crédito de pequeñas cantidades en entidades financieras no bancarias.

Para realizar este pequeño estudio, hemos utilizado como fuente https://www.dineritoahora.es/prestamos-rapidos una entidad financiera con años de experiencia y especializada en todo tipo de préstamos: tradicionales, rápidos, al consumo, hipotecarios, etc.

Características de los préstamos rápidos en la actualidad

Préstamos rápidos

 

Dentro del sector crediticio, los préstamos rápidos han sido los productos financieros que más han crecido durante los últimos años y lo han hecho, paradójicamente, en más de un 50% entre trabajadores con nómina. Esto se debe a la propia filosofía de los préstamos, que pueden ser utilizados por un mismo usuario varias veces al año a un interés muy competitivo.

Además, otra característica que los ha hecho tan populares es la facilidad y rapidez para conseguir liquidez: en tan sólo unos clicks a través del ordenador o, incluso, a través del teléfono móvil, se puede disponer del dinero en cuestión de minutos.

Otro aspecto que ha logrado universalizar este tipo de préstamos es la flexibilidad de la cuantía del crédito. A diferencia de los préstamos bancarios, mucho más cerrados, los préstamos de los que hablamos en este artículo permiten al usuario solicitar desde 50 euros a miles de euros. Este aspecto es muy importante ya que podemos necesitar sólo un crédito para unas vacaciones, comprar los libros para el colegio de nuestros hijos y, por lo tanto, no tener que solicitar el crédito clásico que supera la cantidad que necesitamos con el gasto en intereses que eso supone.

Este éxito está avalado con un alto porcentaje de devolución por parte de los deudores, lo que convierte a los préstamos rápidos en una herramienta muy útil para afrontar la vida diaria con mayor solvencia y no embarcarse en deudas que pueden hacer peligrar la economía familiar.

Para qué tipo de situaciones son adecuados

Como decíamos antes, las cuantías que se pueden solicitar son totalmente flexibles y se adaptan a cualquier necesidad. En un alto porcentaje, los préstamos rápidos se solicitan para afrontar un gasto inesperado que afecte a una economía doméstica acostumbrada al equilibrio entre ingresos y gastos: reparaciones en casa, averías en el coche, pagar un multa, etc. Unos gastos que si bien no determinan la estabilidad económica a nivel general, sí que lo hacen para el periodo de un mes.

Otra de las razones por la que solicitar un préstamo de estas características tiene que ver con el ocio, el consumo y los viajes. Una pequeña ayuda de unos cientos de euros (que se pueden devolver en cómodas mensualidades) para afrontar alguna de estas actividades viene muy bien para poder disfrutar también del ocio y el entretenimiento.

Además del crédito al consumo, este tipo de préstamos pueden servir a empresas y profesionales para afrontar la compra de inmobiliario, pagar cuotas de autónomos y otros gastos similares.

Por último, la formación, tanto para universitarios como para profesionales, es otra de las necesidades que llevan a los usuarios a pedir un préstamo rápido.

Requisitos para solicitar un préstamo rápido

En este sentido, existen algunas diferencias entre las distintas entidades financieras que operan en ese sector. Pero, en general, estas son las condiciones más comunes:

  • Ser mayor de edad.
  • Disponer al menos de teléfono móvil (aunque los préstamos se pueden solicitar vía web).
  • Poseer una fuente de ingresos real. Esto no implica contar con nómina o ser profesional por cuenta propia; personas que, por ejemplo, tengan alquilado un piso u otro tipo de ingresos similares pueden acceder a este tipo de crédito.

Formas de solicitarlos

Esta es la gran ventaja de los préstamos rápidos: la rapidez y la discreción. El proceso se divide en cuatro pequeños pasos que empiezan con la solicitud, un breve estudio de viabilidad de la entidad financiera, su aprobación y el ingreso en la cuenta bancaria del usuario. Este proceso, para muchos puede demorarse en unos minutos. Tan rápido y sencillo.

Los préstamos rápidos a futuro

dineritoahora.esEl crédito ha acompañado al ser humano desde tiempos inmemoriales y seguirá haciéndolo, la cuestión es que el sector cambia. En este sentido, los préstamos rápidos seguirán evolucionando y existiendo con un objetivo principal: adaptarse a las necesidades de los usuarios y, gracias a la competitividad entre entidades financieras, reducir sus intereses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 2 = 2