Alquiler con opción a compra, descubre sus ventajas

Contar con un lugar donde vivir es una de las prioridades vitales más importantes y también la que más esfuerzo económico requiere. Por eso no está de más sopesar las opciones que existen para adquirir un inmueble. Y una de ellas es el alquiler con opción a compra. Esas ventajas también se extienden a los propietarios, sobre todo en grandes ciudades como la capital de España. Así que si necesitas una vivienda o estabas pensando vender piso madrid, reflexiona sobre las siguientes líneas.

Ventajas del alquiler con opción a compra para propietarios

Por supuesto siempre hay que partir del hecho de que la contratación de un alquiler con opción a compra debe estar gestionada por profesionales en servicios inmobiliarios para asegurar al propietario sus derechos y también satisfacer sus intereses. A partir de aquí, las ventajas para él son las siguientes.

Es una opción más segura y estable que el alquiler clásico

Los propietarios que, por ejemplo, hayan invertido un capital en la compra de un piso para luego alquilarlo van a encontrar más estabilidad en la relación con el inquilino que si lo alquila sin opción a compra.

La razón es que, de forma general, los arrendatarios piensan en este alquiler a largo plazo, lo que garantiza al arrendador años de contrato, incluso si finalmente el inquilino decidiera no adquirir el inmueble.

Ahorro en reformas, arreglos y seguros

Como el inquilino tiene en mente, en algún momento, adquirir el inmueble, lógicamente lo va a cuidar más. Incluso se puede hacer cargo de ciertas reparaciones y reformas. Hasta de pagar el seguro de la casa si así se acuerda.

Si a esto se le añade que el arrendador no va a cambiar de inquilino en años, el ahorro en pintar el piso y arreglar los desperfectos de un alquiler al uso puede suponer miles de euros.

Si el contrato se cancela, el arrendador no pierde nada

Es cierto que tendría que volver a buscar un inquilino, pero los pagos del arrendatario por los meses de alquiler no se devuelven. Además, si en el contrato se estableció el pago de una prima o “entrada” por parte del inquilino, si este rompe el contrato, generalmente se la queda el arrendador.

Posibilidad de reducir los impuestos

Aunque esto depende de cómo se formalice el contrato de arrendamiento, es posible aprovechar reducciones y bonificaciones en el pago de impuestos durante el tiempo que dure el alquiler.

Una vez se formalice la compra, entonces el arrendador tendría que abonar los impuestos correspondientes, pero el IRPF o IVA (según el tipo de arrendamiento) no debería pagarlo.

Ventajas del alquiler con opción a compra para inquilinos

Pasemos al lado del inquilino, el cual si no cuenta con capital suficiente para adquirir una vivienda (incluso con hipoteca) podría beneficiarse de las siguientes ventajas del alquiler con opción a compra.

Alquilar no es tirar el dinero

Esta frase era muy utilizada hace tiempo y todavía algunos la utilizan hoy. Sin embargo, lo hacen refiriéndose al alquier clásico, donde este cierto que, una vez terminado el contrato, el inquilino no tiene ningún derecho sobre el inmueble.

Por el contrario, con la opción a compra el alquiler que se paga todos los meses se va descontando del precio total a pagar por el inmueble. Si a esto le añadimos el pago inicial de una prima o entrada, el coste por adquirir el inmueble se reduce enormemente.

Es mejor que contratar una hipoteca

Al hilo de lo dicho anteriormente, el alquiler con opción a compra presenta una serie de ventajas con respecto a solicitar una hipoteca al uso:

  • No se añaden intereses sobre el precio final.
  • En el caso de no poder comprar el inmueble al final del periodo de alquiler, el inquilino no tiene que afrontar ninguna deuda.
  • Incluso si se piensa en solicitar una hipoteca, esta se puede pedir cuando se afronte la compra del piso. Debido a los meses pagados de alquiler la cantidad a solicitar es sensiblemente mayor.

Aprovechar las ayudas al alquiler

Al igual que el arrendador o propietario puede aprovechar descuentos fiscales, el arrendatario o comprador también puede hacer lo propio en relación a las ayudas que gobiernos autonómicos y nacional ofrecen para los ciudadanos. Es decir, aunque finalmente se realice una compraventa del inmueble, los meses de alquiler se pueden bonificar con ayudas por ser joven, autónomo, mujer soltera con hijos, etc.

La situación de inestabilidad que vive España y el mundo en general bien merece una buena planificación a la hora de adquirir una vivienda. Y el alquiler con opción a compra se está erigiendo como la mejor de las alternativas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 48 = 53