¿Para qué es útil un plan de viabilidad?

El emprendimiento es una de las decisiones más importantes de la vida. Emprender es un camino plagado de aprendizaje y autoconocimiento, pero también de riesgos y dudas. Por ello, cada vez son más las personas que optan por conocer la viabilidad de una empresa antes de apostar los ahorros en una idea.

Un plan de viabilidad es un documento que permite conocer, de una manera aproximada, la solidez de un proceso empresarial. Aunque no se trata de una verdad absoluta, el análisis y estudio de este documento ayuda a modificar la propuesta original o a mejorar algunos aspectos del proyecto empresarial inicial.

Plan de viabilidad, qué es y para qué se utiliza

Utilidad plan de viabilidad

Como hemos comentado, un plan de viabilidad es un documento que resume las posibilidades de éxito o de fracaso de un negocio. Este informe es, en realidad, el resultado de un meticuloso estudio en el que se ha tenido en cuenta el porcentaje de éxito, la competencia o el sector al que se dirige dicho negocio. En Nopal Consulting, una empresa especializada en gestión empresarial, definen el plan de viabilidad como «un informe ejecutivo que describe y analiza la viabilidad técnica, operativa, económica y financiera del proyecto de inversión empresarial».

El plan de viabilidad puede llevarse a cabo de manera autónoma. Sin embargo, se recomienda que sea un equipo de especialistas el que examine el entramado empresarial. Entre otras razones, una empresa externa dedicada a este negocio, como un consultor de gestión, conoce de manera más detallada el mundo empresarial y puede desarrollar un informe más objetivo y fiable.

Existen tantos planes de viabilidad como empresas en el mercado. El análisis y descripción de un negocio en particular posee unas peculiaridades de las que carecen el resto de las empresas. Por esta razón, no existe un único modelo.

Contenido de un plan de viabilidad

Pese a que cada empresa puede variar, los expertos de Nopal Consulting aseguran que un buen plan de viabilidad debe contener, al menos, los siguientes puntos:

  • Alcance del proyecto. Es uno de los principales objetivos empresariales, ya que debe quedar patente a cuántas personas quiere llegar la empresa y quiénes son dichas personas.
  • Análisis de la empresa en cuestión. Se trata de un análisis DAFO del proyecto en cuestión. En este punto se analizará la fortaleza o debilidad del proyecto.
  • Especialización por departamentos. En definitiva, se verá si es necesario delegar o especializar por departamentos.
  • Como en todo proyecto, la empresa debe establecer unos objetivos específicos y realistas. Asimismo, se recomienda tener presente algún plan B, así como ciertas dificultades que puedan ir surgiendo.
  • Estudio de viabilidad. Los expertos realizan una comparativa de gastos e ingresos, buscando la rentabilidad real del proyecto.
  • Revisión del estudio de viabilidad. Se explican de manera detallada las razones que justifican el estudio de viabilidad, así como las herramientas utilizadas.

Con estos datos, el emprendedor o emprendedores pueden apostar de manera segura, ya sea por comprobar la solvencia de un proyecto o por mejorar la idea inicial y adaptarla a las necesidades del mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 4 =