Cubrerradiadores y otro tipo de seguridad infantil

La climatización del hogar y espacios comunes como escuelas, guarderías, hospitales o gimnasios se puede llevar a cabo a través de varios sistemas. Uno de los más económicos y eficaces es el sistema de radiadores asociado a una caldera que, a su vez, puede funcionar con, por ejemplo, gasoil. Hasta aquí, son todo ventajas, excepto si tenemos en cuenta la exposición de los radiadores al contacto con personas. La solución está en el Protector para Radiadores, un producto cada día más utilizado en lugares donde hay niños. Vemos los distintos modelos de cubrerradiadores utilizados.

Cubrerradiadores para tubos

Protector tubo radiador

Se instalan en la parte baja de las paredes, lo que precisamente los hace accesibles a los más pequeños. Además del radiador, también hay que tener en cuenta el tubo que, al poseer menos superficie que el propio radiador acumular más calor, hasta llegar a quemar.

Los recursos para proteger a los más pequeños del contacto con el tubo son variados, pero hay que destacar el que cubre totalmente la cañería. Este tipo de producto es personalizable para cubrir los metros necesarios.

Protección lateral del radiador

Protección radiador lateralOtra parte del radiador que acumula calor en su lateral. En él se encuentra una pequeña tubería que conecta el tubo general con el propio radiador y que también puede alcanzar temperaturas altas.

Además, en esta zona se encuentra la llave o rueda con la que regular la temperatura y que si se manipula puede provocar el mal funcionamiento del radiador.

Estas herramientas pueden estar en la parte superior o inferior. En cualquier caso, la protección del radiador cubre la zona lateral al completo.

Protección completa del radiador

Protección total radiadorSi se busca la seguridad total, la mejor manera de conseguirlo es con un protector total que cubra casi el 100% del radiador. Esto es: zonas laterales, parte inferior y frontal, dejando la parte superior descubierta para dejar escapar el calor.

Esta modalidad del producto está muy personalizada, ya que varía su tamaño en función del ancho del radiador. Además de en el hogar, suele ser utilizado en colegios y espacios donde estar pendiente de un mayor número de menores es más difícil.

Protección semicompleta de madera

Cubrerradiadores de maderaSi se quiere cubrir todo el radiador pero se quiere también que la emisión del calor sea en todas las direcciones, los cubrerradiadores de madera son los ideales.

Aunque transmite el calor, la madera no es tan conductora como los metales, lo que evita que los más pequeños se quemen al tocarla. La distancia entre los lados y el radiador puede ser la que se decida para evitar al máximo el contacto con los más pequeños.

Cantoneras: protección superior para amplios espacios

Cantonera superior radiadorTambién ideales para colegios y guarderías, las cantoneras tienen la característica principal de poder cubrir más de dos metros de radiadores en su parte superior.

El material utilizado para el recubrimiento es de madera-espuma con capa de PVC, que no se calienta como el metal. También se pueden personalizar para cubrir más o menos la parte frontal del radiador.

Otro tipo de protecciones para menores

Seguridad infantil

Además de los cubrerradiadores, en el hogar, en un colegio o una guardería hay utensilios que permiten minimizar al máximo que los menores se hagan daño. De entre todos, destacamos los más importantes.

  • Salvadedos para puertas. Pueden ser un peligro para mayores, pero sobre todo para los más pequeños. Las protecciones existentes protegen tanto el cierre de la puerta con el marco (evitando incluye que se cierre la puerta) como el hueco que deja la zona de las bisagras.
  • Barreras de seguridad. Sirven para terrazas, para escaleras, para habitaciones y cualquier lugar donde exista posibilidad de caída por un desnivel. Estas barreras puede incluso servir para que los niños suban escaleras.
  • Protecciones de pared y cantoneras. Los bordes de la pared en zona de esquinas, los de una escalera, los de los muebles o cualquier zona de la casa con filo, pueden provocar daños en los más pequeños. Para ello se utilizan protecciones de material blando como goma o caucho que amortizan los golpes y evitan cortes y rozaduras.
  • Protecciones enchufes. Otro de los clásicos en casa son las protecciones para evitar que los niños metan sus dedos enchufes.

Y hasta nuestro análisis sobre productos para la seguridad infantil, donde los cubrerradiadores son la gran novedad y cada día más usados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

84 + = 85