Cuándo reparar un compresor de aire y cuándo adquirir uno nuevo

Aunque incluyamos este post en la categoría de eHow, este artículo no tratará de forma explícita sobre cómo es la reparacion de compresores. Más bien, sobre cómo reconocer los síntomas que advierten de que hay que ponerse manos a la obra o, en el peor de los casos, sustituir el compresor.

Cuándo reparar un compresor

Pongamos como ejemplo el compresor bitzer, uno de los más utilizados y que se adaptan a muchos tipos de equipos de aire acondicionado o climatización en general. Además, este compresor, debido a su uso generalizado, cuenta con una variada gama de repuestos, aspecto esencial a la hora de apostar por la reparación.

Dicho esto, vamos a ver un par de situaciones en que es recomendable reparar un compresor y no adquirir uno nuevo.

Costes de reparación versus cambio de compresor

Como ocurre con otros equipos electrónicos y mecánicos, es importante contar con un presupuesto exhaustivo tanto del coste de una reparación como lo que supondría adquirir uno nuevo. Si ese presupuesto no es preciso, reparar un compresor puede resultar caro en comparación con la compra.

¿Merece la pena reparar un compresor antiguo?

Antes de decidir apostar por la reparación de un compresor, también es importante analizar su vida útil y su adaptación a los nuevos equipos de climatización. En este sentido, hacerse estas preguntas puede ser interesante:

  • ¿Cuántas horas de funcionamiento tiene el compresor?
  • ¿Hay suficientes piezas de repuesto para reparar todos los problemas?
  • ¿Cuánto cuestan esas piezas de repuesto?
  • ¿Cuánta vida útil puede llegar a alcanzar el compresor según el fabricante?

Estas cuestiones son esenciales para no malgastar el dinero y, sobre todo, conseguir que el compresor desarrolle su labor adecuadamente.

Cuándo sustituir un comprensor

Compresores reacondicionados

De los aspectos anteriores ya se pueden inferir situaciones en las que es mejor cambiar de compresor. Las precisamos un poco más.

¿Hay compresores reacondicionados en el mercado?

El fenómeno de lo reacondicionado también ha llegado al mundo de los compresores. Así, se pueden encontrar equipos que han sido reparados pero para evolucionar a nuevas tecnologías y necesidades energéticas. La principal diferencia con los equipos nuevos es que los reacondicionados son sustancialmente más económicos. En algunos casos pueden reducir el precio a la mitad si los comparamos con los nuevos.

A partir de esta realidad, te puedes ver en la situación de que adquirir un compresor reacondicionado es incluso más económico que reparar el que tienes averiado.

¿El compresor antiguo es eficiente a nivel energético?

Al hilo del punto anterior, cambiar a un compresor nuevo -tanto reacondicionado como no- puede también convertirse en una forma de ahorro. Todos conocemos como los equipos de este tipo han evolucionado a nivel de eficiencia energética, lo cual afecta enormemente en la factura de la luz.

Entonces, si el equipo a reparar -incluso en perfecto estado- no es eficiente a nivel energético, lo más recomendable es descartar la reparación y apostar por adquirir uno nuevo. Y recuerda que los reacondicionados son realmente económicos. Si a eso le sumas el ahorro en energía, la operación es más una inversión que un gasto.

* * *

Para finalizar, queremos destacar que, afortunadamente, el sector de la reparación y el reacondicionamiento goza de buena salud y no te costará encontrar empresas y proveedores en este sentido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

8 + 1 =