SEO: 6 reglas para una etiqueta de título perfecta

La etiqueta meta Title es el primer elemento de contextualización que ven los motores de búsqueda, pero también los usuarios. Es esencial para un buen posicionamiento e indexación de sus páginas.

Cómo Optimizar La Etiqueta Title

Optimizar el contenido de su web para la referenciación natural significa actuar sobre la etiqueta del título de sus páginas. Esta es una acción de SEO esencial por dos razones:

  • En primer lugar, es el título que indica a los motores. Para ellos, es la primera indicación que da las primeras señales y elementos de contextualización para entender de qué trata la página. Contribuye a la indexación y al posicionamiento de una página en las consultas web.
  • En segundo lugar, también es el título utilizado por los motores en la visualización de los resultados de búsqueda. Por lo tanto, es uno de los primeros elementos que ven los usuarios que buscan una respuesta a una consulta. Un título bien pensado tendrá un impacto definitivo en la tasa de clics (CTR) de sus páginas.

Como habrá comprendido, la etiqueta del título es esencial si quiere favorecer la comprensión de su página tanto por los motores como por los usuarios. Su correcta implementación forma parte de una multitud de otras acciones On Page y Off Page que puede realizar para mejorar su visibilidad en la web. Todo SEO quiere escribir el título perfecto. Para ello, existen una serie de buenas prácticas. He aquí algunas que, si se siguen, deberían permitirle conseguir una rápida mejora de la visibilidad de sus páginas.

Una página, 1 título, 1 palabra clave

En el SEO, una página sólo se optimiza para una palabra o frase clave. No se trata de incluir el mayor número posible de palabras clave en el título. Por el contrario, la palabra clave o la expresión principal de su página debe estar en el lugar correcto. Preferiblemente al principio de su Título para estar seguro de que se tendrá en cuenta y de que tendrá peso cuando se lea. La etiqueta del título es una zona caliente de su página en la que debe insertar absolutamente su palabra clave. Si tiene espacio, también puede insertar una o dos palabras clave secundarias para empezar a introducir el universo semántico en el que girará su página. Su etiqueta debe ser única y mostrar que el contenido de la página es original.

Entre 50 y 65 caracteres incluyendo espacios

Hay que ser preciso y conciso porque no hay suficiente espacio en la página de resultados (SERP) en las zonas de visualización. El reto es decir lo suficiente para ser descriptivo pero lo justo para evitar que el título se corte en la pantalla. Un título demasiado largo y la información importante no será visible para los usuarios. Si el título es demasiado corto, no se aprovecha el espacio disponible para que la etiqueta del título sea más descriptiva y atractiva. Los estudios demuestran que su título debería tener idealmente entre 50 y 60 caracteres, aunque 65 se considera un máximo. En términos de palabras, muchos observadores de SEO sugieren un rango de 10 a 12 palabras. No hay reglas escritas, sólo recomendaciones, ya que dependerá del espacio que ocupen sus caracteres y palabras en el área de visualización.

Respete los 512 píxeles de espacio disponible para la visualización

La noción de espacio disponible es importante porque, además del número de caracteres, Google también piensa en términos de píxeles. De hecho, 512 píxeles están reservados para los títulos en la Serp. Su título, sea cual sea el número de caracteres, debe ajustarse a este límite. Más allá de eso, se truncará, incluso si ha utilizado el número de caracteres recomendado. No dude en utilizar una herramienta en línea para simular la representación de su título en el Serp para comprobar si aparecerá correctamente.

Haga coincidir su etiqueta de título y su H1

La coherencia de los contenidos es fundamental. Una vez leída la etiqueta del título, los motores de búsqueda accederán a otros elementos de su página para analizar su contenido. El título H1, presente en el cuerpo editorial de su página, es una de estas señales que ayudan a analizar su contenido. Incluso es una de las más importantes, junto con la etiqueta Title. Numerosos estudios demuestran que tener una etiqueta de título y un título H1 cercanos entre sí -pero no idénticos- ayuda a garantizar la coherencia de su contenido. Todo esto refuerza la elección de la etiqueta del título y, por lo tanto, su deseo de ser coherente en términos de descripción.

Un texto descriptivo que fomenta los clics

Como hemos visto, el Título tiene una doble finalidad. Para hablar a los motores, pero también a los usuarios. Para ello, debe ofrecer un contenido claro para posicionar bien la página pero también hacer que los usuarios quieran hacer clic. Es un equilibrio que hay que encontrar según el papel de la página. El juez de paz: el porcentaje de clics que los motores monitorizan para saber si han acertado o no al posicionar su contenido y ofrecerlo a los usuarios. Hay una serie de buenas prácticas que pueden ayudarle a hacer más atractivos sus titulares:

  • Incluya datos y argumentos comerciales atractivos y relevantes.
  • No dude en utilizar una palabra clave de cola larga (long tail) y variantes de producto.
  • Si el tema de su página incluye una noción de temporalidad, evóquela para indicar a los motores que su contenido está actualizado
  • Un título en forma de pregunta es una buena manera de especificar de qué trata la página y de responder a consultas específicas de los usuarios.
  • Utilice el concepto de números siempre que sea posible, lo que hará que su Título sea más accesible. Los usuarios digieren mejor este tipo de información.
  • El uso de mayúsculas al principio de cada palabra importante la hace más visible y llamativa.
  • Si es posible, ponga el nombre de su empresa en el título. Preferiblemente al final de la misma.
  • Y, por último, póngase en el lugar de los usuarios y escriba su título en función de ellos y del tipo de búsquedas que probablemente hagan.

Cuidar la puntuación y la separación con elementos tipográficos precisos

El uso de los signos de puntuación es muy recomendable si quiere un título pegadizo. Un signo de exclamación o de interrogación hace que su título sea más dinámico y atractivo.  Permite destacar lo que es importante.

En cuanto al tipo de letra utilizado (que no debe descuidarse), parece que hay reglas implícitas, aunque no haya recomendaciones significativas al respecto. Un guión, corchetes, paréntesis o dos puntos… La tipografía utilizada para marcar una separación es más o menos una cuestión de sensibilidad personal.

Sin embargo, un estudio reciente ha demostrado que su elección puede no ser del todo irrelevante. Zippy, una empresa que comercializa una herramienta de auditoría Seo, estudió recientemente más de 81.000 etiquetas de título. El estudio demostró que Google reescribió más del 61% de ellos.

La tipografía utilizada parece desempeñar un papel, ya que el estudio también mostró que el algoritmo tendía a sustituir o eliminar el uso de la barra vertical o el tubo «|» en más del 40% de los casos. Por el contrario, el uso del guión parece ser una práctica aceptada por Google, ya que sólo se modificó menos del 20% de los títulos con guiones.

Y si se ha acostumbrado a utilizar paréntesis en lugar de corchetes para enfatizar una palabra: ¡cambie sus hábitos! El estudio de Zippy muestra que Google ha sustituido los corchetes en el 77% de los casos e incluso ha eliminado por completo las palabras entre corchetes en el 32% de los casos. Difícil cuando ha insertado su palabra clave principal…

Lo que no hay que hacer al escribir una etiqueta de título

Las 6 reglas o buenas prácticas destacadas anteriormente mencionan una serie de puntos que no deben hacerse al escribir etiquetas de título optimizadas. Aquí están algunos más:

  • Deje la etiqueta del título vacía.
  • Utilice palabras o frases genéricas como «Inicio», «Perfil», etc.
  • No utilice su marca.
  • Tenga la misma etiqueta de título en diferentes páginas de su sitio.
  • Utilizar demasiadas palabras clave (keyword stuffing).
  • Un título demasiado corto o demasiado largo.
  • Utilizar una etiqueta que no corresponde al contenido de la página.
  • Falta de precisión.
  • No conocer la consulta o la palabra clave a la que se dirige una página.
  • Evite utilizar demasiadas «palabras de parada» como «el», «la», «su» que desperdiciarán espacio innecesariamente.

¿Existe la etiqueta de título perfecta?

Independientemente de las buenas prácticas que aplique al escribir su etiqueta de título, tenga en cuenta que es muy posible que el algoritmo de Google la cambie y la sustituya. De hecho, como hemos visto anteriormente, numerosos estudios demuestran que Google modificará sus etiquetas en más de la mitad de los casos. ¿Por qué? Porque el algoritmo simplemente encontrará que los suyos son más relevantes y representan mejor lo que hay en la página. Además, la elección de la etiqueta del título es sólo una indicación que se da al algoritmo. El algoritmo no tiene por qué estar de acuerdo con usted.

La página dedicada a la etiqueta Title en Google Search Console no elude el tema, sino todo lo contrario:

Utilizamos varias fuentes para determinar automáticamente el título del enlace, pero usted puede indicar sus preferencias.

En otoño de 2021, se analizaron los primeros impactos de una actualización de Google de agosto de 2021 llamada «Title Gate». Fue entonces cuando la comunidad SEO se dio cuenta de que Google no necesitaba tener en cuenta las indicaciones para generar títulos automáticamente. Un estudio incluso demostró en su momento que más del 77% de los títulos eran cambiados por Google y sustituidos por otros elementos de la página considerados más relevantes.

¿Significa esto que ya no debemos preocuparnos por las etiquetas de los títulos de nuestras páginas? ¡No, en absoluto! Porque si del lado del usuario, la opinión de los SEOs parece contar cada vez menos a los ojos de Google, que conoce mejor lo que buscan los usuarios, del lado del motor, en cambio, sigue siendo igual de importante indicar de qué tratan nuestras páginas y asegurar la relevancia y coherencia de la información proporcionada a lo largo de la página para posicionarla e indexarla bien.

Conclusión

La etiqueta del título es sólo uno de los muchos elementos a su disposición para enviar señales al algoritmo. Hay que optimizar otras «zonas calientes» de la página, como el título H1 y la estructura Hn, las palabras en negrita, los textos de anclaje de los enlaces, las etiquetas alt de las imágenes, etc.

Cuanto más coherentes sean las «zonas calientes» de su texto con su etiqueta de título -en sí misma bien implementada y atractiva-, más considerará Google que su título es relevante para el contenido de la página y se inclinará por presentarlo en las Serps según las consultas de los usuarios.

Por supuesto, si estas consultas han sido debidamente identificadas de antemano… pero ese es otro tema de SEO.

Fuente: www.eskimoz.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + = 24