Borlas para moda, decoración y ornamento litúrgico

Las borlas son uno de lo productos estrella de la pasamanería, especialmente por su uso. Aunque es un recurso decorativo con una gran antigüedad, nunca pasa de moda y lo podemos encontrar en el mundo de la moda, de la decoración del hogar y a nivel ornamental.

Hijos de Fernández BalaguerPara ilustrar este análisis, contamos con la experiencia de la empresa familiar Hijos de Fernández Balaguer, expertos en pasamanería y con décadas en el sector.

Brlas para el sector de la moda

Como la moda está en continuo cambio y utiliza cualquier elemento textil, el uso de las borlas es algo más que común; lo que, por cierto, beneficia al propio sector de la pasamanería que se nutre de la creatividad de los diseñadores para crear nuevas piezas. No obstante, empecemos por las clásicas -y una variante-, que se pueden ver en esta imagen:

Borlas de moda

Como se puede apreciar, en el caso de la borla de la derecha, el diseño no solo se reduce al conjunto de hilos con un trenzado superior, sino que se pueden añadir colgantes para darte un toque más barroco, según el vestido o traje al que acompañen.

También la borla orientada a la moda admite infinidad de colores, trenzados en la cabeza de la misma y materiales. Las borlas se pueden realizar en algodón, poliéster, hilos de plástico, de metal y otros materiales.

Otro de los cambios que se pueden realizar en las borlas es utilizar varias cabezas y varios trenzados en las mismas. La borla también permite combinarse con las escarapelas o colocarlas en la parte inferior de faldas o mangas.

Y sin duda, la borla más elegante y la de mayor minuciosidad al crearse es la que se utiliza en los pendientes, los cuales pueden combinar este elemento decorativo con joyas y bisutería.

Borlas para el sector de la decoración

Se diseñan en lino, combinadas con madera y cristal, en acrílico o algodón y el número de diseños y aplicaciones es amplísimo. Pueden ser más elegantes o austeras, pero siempre hacen juego con el elemento al que acompañan. Un ejemplo de la creatividad en borlas para el sector de la decoración es el siguiente:

Borlas para la decoración

Este diseño combina distintos de hilo en una misma borla, varias cabezas y trenzado y materiales. Es ejemplo en concreto puede ser muy útil para camas de hotel o como abrazaderas para cortinas a las que darles un toque señorial.

Borlas como ornamento litúrgico

Borlas ornamentales

España es un país de tradiciones y liturgias. Es posible que por esta razón la borla sea tan consumida. En el plano religioso es común verlas al final de los cinturones en hábitos y en otras prendas religiosas. Además, en estandartes, cuadros y demás decoración sacra también es común encontrar borlas de gran tamaño.

Otro de los sectores donde la borla está muy presente es el militar o, en general, el sector de los uniformes. Los lugares más comunes donde encontrar la borla es en hombreras y al final de cordones que recorren la chaqueta.

Por último, no podíamos olvidarnos del sector académico y las borlas adheridas a los birretes. Aunque también lo pueden utilizar profesores, magistrados, jueces y letrados, son especialmente usados por los estudiantes en las graduaciones. Contando el gran número de ellas que se celebran anualmente, el sector de la borla no parece que vaya a desfallecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + 5 =