Tipos de cercos eléctricos y usos por sectores

Cuando se busca asegurar espacios o inmuebles, los cercos eléctricos están demostrando ser una de las mejores soluciones. Son perfectamente compatibles con otras medidas de seguridad como los muros y, gracias a la tecnología WiFi, se puede controlar su uso en remoto, como ya ocurre con los sistemas CCTV.

Veamos algunos ejemplos de cerco eléctrico para uso profesional y personal, y en distintos espacios.

Cercos para espacios abiertos

Cercos eléctricos para ganaderíasLas granjas o espacios dedicados a la agricultura son los que más requieren de cercos, y si pueden ser eléctricos mejor para disuadir la entrada o salida de animales. En caso extremo, también de personas.

En el caso de los ganaderos, contar con vallas electrificadas permite, sobre todo, que los animales que están en los terrenos no escapen. Para ello no es necesario una descarga muy alta, sólo la suficiente para que los animales memoricen lo que producen las vallas y se alejen de ellas. Si la granja cuenta con animales como gallinas, los cercos también son muy útiles para evitar que entren animales depredadores desde el exterior como los zorros.

Algo parecido pasa con las explotaciones agrícolas, donde el cerco también evita que se internen en los sembrados animales que puedan comerse la cosecha o, simplemente, destrozarla.

Cercos eléctricos para zoológicosCercos para zoológicos

Gracias a la mencionada tecnología WiFi para gestionar estos cercos, los zoológicos son clientes asiduos de las empresas que construyen y distribuyen estas vallas. En combinación con los sistemas de vigilancia CCTV se puede aumentar o disminuir el voltaje de los cercos para disuadir a los animales acercarse a las vallas.

Además, como se pueden instalar en distintas alturas y composición (se aprecia en la imagen), los cercos no impiden la interacción entre visitantes y animales.

Cercos eléctricos para empresasCercos para empresas

Son muchos los negocios que necesitan de una buena seguridad para impedir robos o que malhechores destrocen sus productos. Las vallas no electrificadas y los muros han sido generalmente los recursos más utilizados, pero es el cerco electrificado el que se está convirtiendo en la medida de seguridad más usada. Y esto tiene también que ver con el hecho de que se puede combinar con otros cierres perimetrales o sistemas de seguridad.

En la imagen que adjuntamos a este apartado se puede ver una combinación de valla sin electrificar a la derecha y el cerco eléctrico.

Cercos eléctricos para comunidades de vecinos

El último colectivo en sumarse a esta forma de proteger propiedades privadas es el sector particular, tanto propietarios de viviendas particulares como comunidades de vecinos en zonas donde se producen más robos o accesos no autorizados de lo normal.

Control remoto cercos eléctricosComo ocurre con el resto de instalaciones, los cercos eléctricos para comunidades de vecinos pueden estar integrados con otras medidas de seguridad y ser gestionados por un conserje para optimizar su funcionamiento.

Por último, también en relación a estas instalaciones y las anteriores, los cercos eléctricos cuentan con medidas de seguridad para no dañar la salud de las personas. Es decir, el voltaje que utilizan no es mortal, sino que buscar generar un efecto disuasorio para mantener la seguridad de propiedades y espacios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + = 5