10 consejos para montar un huerto urbano en casa

Un huerto en el jardín o incluso en la terraza de tu casa hoy día te permitirá cultivar diversidad de frutas, verduras y hortalizas. Si buscas comer delicioso y saludable, cuidar el medio ambiente y ahorrar, tener uno en tu hogar es la solución.

Si deseas tener tu propio huerto urbano en casa pero no tienes idea de cómo hacerlo o por dónde empezar, ¡no te preocupes!

Aquí te contaremos paso a paso lo que necesitas. Te explicaremos cuáles son los aspectos básicos que debes considerar en el momento de construirlo. Te daremos algunos consejos para que puedas tener un éxito asegurado.

Cómo construir un huerto urbano

Huertos urbanos en casa: ¿Cómo hacerlos?

Si quieres hacer un huerto en tu hogar, presta atención a estos pasos:

1.    Elige el espacio correcto

El lugar ideal para realizar un huerto urbano es aquel que no necesitas para decorar tu casa sino para que lo que plantes crezca de mejor manera. 

Dale prioridad a espacios que reciban por lo menos 5 horas al día de luz directa y que se oriente hacia ventanas o áreas abiertas. La amplitud del espacio dependerá de tus jardineras, macetas y mesas a utilizar para tus cultivos.

2.    Ten claro lo que deseas plantar

Contar con buen entusiasmo es sumamente importante para empezar. No obstante, debes tener cuidado para que la ambición no te lleve a tomar decisiones equivocadas con respecto a lo que quieres cultivar.  

Si es la primera vez que construyes uno, empieza con 2 o 3 plantas aprovechables dentro de tu menú: Aromáticas, verduras e incluso chile. En este último caso, sus propiedades pueden ayudarte a mantener alejada a cualquier plaga que pueda resultar perjudicial para tu huerto.

3.    Escoge el momento adecuado

Al realizar un cultivo de este tipo, es preciso que tengas conocimiento del calendario de siembra. Esta es una clave fundamental para obtener los resultados deseados. Todo dependerá de lo que quieras cultivar y de que la zona se adapte a ello.

No todo lo que quieras plantar puede sembrarse, por ejemplo, en primavera. El momento propicio para el crecimiento vegetativo de tus plantas puede variar. Algunos elementos como la temperatura, el sistema hídrico y la luz son factores primordiales para que tus cultivos se puedan dar dentro de una zona. 

Meses como junio, julio y agosto son periodos adecuados para que se produzca el crecimiento ideal.

4.    Enfócate en los recipientes, sustratos y los tipos de tierra.

Debes saber que tanto la tierra como los sustratos son elementales en el construir tu propio huerto. Por esta razón, te recomendamos encontrar los de mejor calidad aunque tengas que invertir un poco más.

Existen tipos de tierras muy puntuales para cada planta que quieras cultivar, además de macetas y/o recipientes. Recuerda que, cuando una planta crece en la tierra, las raíces pueden crecer en búsqueda de nutrientes. De ahí la importancia de que el sustrato sea el indicado.

5.    ¿Qué necesitas, plantas o semillas?

Si estás empezando con este proyecto, es normal que surja la duda de si hacerlo con algunas semillas o comprar las plantas. Esto dependerá de la experiencia que tengas. Es más complejo comprar una planta lista y luego trasplantarla por los cuidados que requiere.

Te recomendamos empezar con un semillero simple que requiera macetas pequeñas y cuidados sencillos.  Así podrás ver su crecimiento continuo.

6.    Procura una separación adecuada entre plantas

Para cumplir con esto valora la capacidad que necesitas por recipiente (según el cultivo). Después evalúa el espacio y características específicas de las plantas para que puedas organizarlas.

7.    Determina el sistema de riego

Un factor importante de los huertos es el mantenimiento de la humedad. Aun cuando no se requieren grandes cantidades, lo ideal es que el riego pueda hacerse poco a poco. El agua debe filtrarse de forma correcta por toda la tierra para que las raíces lo absorban de manera adecuada.

Si tu cultivo posee bastantes macetas, probablemente necesites un sistema más complejo y completo (por goteo o programado). Más información en https://mundoriego.es/.

8.    Aprovecha las ventajas de utilizar abonadoras

La aplicación de fertilizantes es tan importante como hacer uso de un buen sistema de riego al momento de cultivar. Y para facilitarte este proceso puedes utilizar abonadoras

Son máquinas especiales que se encargan de la inyección de nutrientes a través del sistema de riego. El propósito es acelerar el crecimiento de tus plantas y enriquecer los suelos.

Para saber más de ellas, visita mundoriego.es/comprar/bombas-abonadoras-venturi/abonadoras/.

9.    Asegúrate de mantener un suelo saludable

Para ello, provéelo de la materia orgánica, compost y fertilizantes necesarios. Esto ayudará a que su capa de vida bajo suelo proteja la tierra del sol.

10.  Previene el ataque de plagas e insectos

El qué hacer ante su aparición dependerá en gran porcentaje del tipo que sea. Sin embargo, un remedio general puede ser el alcohol de ajo. En caso de una infestación de babosas o caracoles, debes prepararte para remover de manera manual.

Hacer un huerto urbano en casa es tarea sencilla. No necesitas gran experiencia sino tiempo para cuidarlo, mantenerlo y crear conciencia de su uso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

54 + = 60