Cómo elegir cortinas para cocina

Tipos de cortinas hay muchas: tantas como espacios donde colocarlas. En esta ocasión y con la ayuda de Cortinas Madrid, vamos a elaborar una pequeña guía sobre cómo elegir unas cortinas para tu cocina.

Visillos, estores y cortinas

Cómo elegir cortinas para cocinaAunque se pueden combinar y generalmente utilizamos el término «cortina» para todo aquello que cubra un ventana y también puertas, es importante conocer la diferencia. El visillo es como una cortina en el sentido de que se corre a nivel horizontal, mientras que el estore –también de una pieza- se recoge hacia arriba.

En el caso de la cortina, generalmente tenemos dos piezas que se abren o se cierran en horizontal sobre la ventana. En cualquier caso, para los que quieran combinar el estore y la cortina, en Estores Madrid hay un buen número de modelos y diseños ideales para cocinas.

Elegir el material

Hablando de telas, este material ha sido el más utilizado durante muchos años. Al día de hoy también es así, pero con ciertos avances. Por ejemplo, actualmente es muy común encontrar cortinas de tela natural y tela sintética como el poliéster. Las razones son dos:

  • El material sintético aguanta muchos más lavados que el tejido natural.
  • También se le pueden añadir capas ignífugas en caso de que se prenda la cortina.

Elegir materiales resistentes lleva a una tercera e importante ventaja: el ahorro económico al tener cortinas que aguantan más en el tiempo.

Elegir el tamaño

Lo lógico es que cubran la apertura al exterior: ventana o puerta. No obstante, siempre es mejor optar por cortinas no demasiado grandes. El efecto visual de una cortina sobrepasando los límites laterales de una ventana o cayendo demasiado abajo le resta visibilidad a otros elementos de la cocina, como los marcos o los azulejos.

Elegir los diseños

El color de fondo es recomendable que sea blanco, para que dé sensación de limpieza. A partir de ahí, se pueden elegir cortinas con motivos o dibujos relacionados con la alimentación: motivos frutales o de platos cocinados.

Por otro lado, no hay que olvidar el diseño de tu cocina. Si estás en una casa rústica, puedes precisamente adquirir cortinas con dibujos de piezas de madera o construcciones de la zona como hórreos, graneros y demás.

Otra opción es que apuestes por gustos personales para sentirte más cómodo en la estancia. Si te gusta el arte, puedes comprar cortinas con imitación de cuadros. O si te gusta la naturaleza, con dibujos del cielo, árboles, etc.

Cortinas como añadido a la iluminación y para salvaguardar tu privacidad

Este es un aspecto importante que muchos no tienen en cuenta, y es jugar con la iluminación en base a las cortinas o evitar que desde fuera se vea el interior, o al menos las sombras.

Si no te importa que se te vea deambular por la cocina y que entre la luz del día para ahorrar en luz, las cortinas blancas de tela son las mejores. Incluso las hay con transparencias en forma de líneas o figuras.

Si por el contrario, prefieres ocultar el interior de la cocina, incluso en color blanco, puedes adquirirlas opacas.

¿Te quedan todavía dudas sobre cómo elegir las cortinas para tu cocina? No olvides que estos accesorios, además de útiles, ayudan mucho a la decoración de la estancia y merece la pena una pequeña inversión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

− 3 = 4