Qué es el mentoring directivo y sus beneficios

En este post vamos a hablar del mentoring directivo, una formación experiencial que se está convirtiendo en una de las más demandadas dentro del sector empresa. Por esa importancia, vamos a entrar en detalle sobre cómo se realiza la formación, sus objetivos y las ventajas de contratar a formadores en mentoring en dirección empresarial.

Cómo es formarse en mentoring directivo

Formarse en mentoring directivoA diferencia de otras formaciones más pasivas donde el proceso de aprendizaje se realiza en un primer término para luego aplicar los conocimientos en el puesto de trabajo, el «mentoring» en general es una formación que se desarrolla en base a la experiencia. Así, en el caso del directivo, ese apoyo en forma de coaching y formación por parte de un consultoría experta se puede producir mientras se ejercen las funciones directivas.

Además de asesorar a los ejecutivos en el cumplimiento correcto de sus funciones, el mentoring directivo también añade a ese proceso formativo herramientas de trabajo personalizadas a cada gerente. Estas pueden ser digitales, como aplicaciones informáticas, o protocolos de actuación y liderazgo en determinadas situaciones y parte de un plan mayor.

Un tercer pilar del mentoring directivo es la evaluación del trabajo del directivo. Generalmente, esas evaluaciones se suelen espaciar en el tiempo cada mes. Y en esas reuniones entre formadores y ejecutivos se abordan los progresos de forma minuciosa para poder pasar a otro nivel formativo.

¿Cuándo acaba el mentoring? Esta forma de acompañamiento en forma de consultoría y provisión de herramientas finaliza cuando el directivo ya se siente lo suficientemente seguro para tomar decisiones de forma indepediente. No obstante, la relación entre formadores y directivos puede alargarse en el tiempo en forma de actualizaciones formativas o consultorías puntuales según necesidad.

Objetivos a conseguir con el mentoring directivo

Beneficios del mentoring directivoEl más obvio es que el directivo mejore como ejecutivo en su empresa. Pero si ampliamos la lupa en este sentido, ese objetivo general se puede desglosar en los siguientes:

  • Conseguir que el directivo conozca cada espacio de su empresa y alcance una visión global de su negocio.
  • Aprendar a liderar motivando a sus colaboradores.
  • Descubrir en el directivo habilidades que no creía poseer.
  • Perder el miedo a tomar decisiones de responsabilidad.
  • Aprender a detectar problemas en la empresa y encontrar soluciones rápidas.
  • Aprender a realizar un networking con otros directivos y aprender de ese feedback.

Al igual que existen coaching que buscan mejorar a las personas en el ámbito privado, el mentoring directivo lo busca en el ambito empresarial.

Ventajas del mentoring directivo

Objetivos del mentoring directivoNo es la panacea para triunfar en los negocios porque gran parte del éxito lo pone la disponibilidad y ánimo del directivo a dejarse aconsejar y formar y, posteriormente, aplicar con acierto lo aprendido. Pero sí se ha demostrado que las empresas -pequeñas o grandes- que confían en este mentoring logran mejores resultados a medio y largo plazo.

Otro de los beneficios de contar con directivos que se impliquen más en el devenir de la empresa es la mejora de la imagen corporativa. Esto, ya de por sí, es un factor muy importante para conseguir nuevos clientes.

Por último, en un mundo tan competitivo y complejo las dificultades a las que se enfrentan las empresas son constantes. Y contar con directivos bien formados, con capacidad de reaccionar rápido a las eventualidades que se puedan producir y tomar las decisiones acertadas, puede suponer cesar como negocio o seguir adelante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

56 + = 60