Beneficios del alquiler de furgonetas para mudanzas sin conductor

Alquiler furgonetas mudanzasCuando necesitamos realizar un porte de cualquier tipo, lo primero que hacemos es agarrar el teléfono y llamar a una empresa de transportes para que se haga cargo de todo. Es cierto que si no tienes tiempo o carnet de conducir, solicitar ese servicio es la mejor opción. En el caso contrario, puede ser una buena idea el alquiler furgonetas de mudanzas y organizarla por ti mismo.

De hecho, presenta una serie de ventajas que merece la pena mencionar.

Te ahorras mucho dinero

Es el primero de los beneficios porque todo el mundo quiere ahorrarse algún dinero en una mudanza. De hecho, con el alquiler de furgonetas, esa cantidad es considerable debido a dos aspectos a tener en cuenta:

  • La mano de obra constituye siempre un gasto importante en un presupuesto. En el caso de que alquiles una furgoneta sin conductor, ese coste desaparece y puede ser de cientos de euros, según el tamaño del porte.
  • También te ahorras en combustible ya que los vehículos profesionales suelen utilizar los más baratos y son bastante eficientes.
  • Otro ahorro es el del seguro en caso de desperfectos o accidente. Si hicieras la mudanza con un vehículo tuyo y tuvieras un accidente cabe la posibilidad de tener que desembolsar una importante cantidad de dinero.

Puedes elegir el vehículo que tú quieras

Este aspecto tiene mucho que ver con el anterior, ya que al poder elegir el tamaño de furgoneta puedes ahorrar en viajes si te organizas bien.

Pero además, tendrás la ventaja de elegir el modelo que mejor te encaje para conducir y así hacer la mudanza de forma más cómoda.

Puedes organizar la mudanza con mayor libertad

El alquiler de furgonetas permite contar con ellas horas, días o semanas. Todo depende de tus necesidades. Así, si tienes poco tiempo, puedes organizarte mucho mejor y no tener que estar en un lugar determinado a una hora para recibir a empresa que haga la mudanza. Esto te permite también conciliar mejor la mudanza con tu trabajo y aspectos familiares.

También es importante recalcar que puedes organizar la mudanza por fases. Es decir: una semana realizar el transporte de mobiliario de la habitación, otra el del salón, etc. Sólo tienes que solicitar la furgoneta cuando la necesites y devolverla en el plazo estipulado.

Te ahorras desperfectos de tus enseres

De nuevo hay que comparar una mudanza hecha con un vehículo tuyo y que no está adaptado para realizar este tipo de portes, y una furgoneta fabricada específicamente para realizar mudanzas. Esto implica que su interior está acondicionado para que el inmobiliario que transportes no sufra muchos daños o ninguno gracias a los distintos sistemas de seguridad que utilizan estos vehículos como arneses o suelos y paredes acolchadas.

Evitas problemas con la normativa vigente

El último de los beneficios tiene que ver con el cumplimiento de las leyes. Aunque sólo vemos de vez en cuando -por excéntricas- situaciones de personas que hacen mudanzas con sus vehículos incumpliendo las leyes básicas de circulación, son más los casos que desconocemos. De hecho, todas las comunidades autónomas cuentan con decretos y leyes de ordenación para realizar mudanzas. Algunas de ellas tienen que ver con el uso correcto del vehículo.

Alquilar una furgoneta profesional te asegura que estarás cumpliendo la ley en cuanto al peso y volumen que puedes transportar y otros aspectos que regulan las leyes. Además, también disfrutarás de una mayor seguridad en los traslados y la sensación de hacer bien las cosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

− 1 = 7